Competencia desleal tiene en jaque a taxistas sampedranos

De 5,200 taxis legales en SPS, al menos 1,000 le borraron el número a las unidades.

Según la dirigencia de taxis de San Pedro Sula, en la ciudad hay puntos de brujos vip funcionando con tranquilidad y las autoridades no hacen nada para sancionarlos.
Según la dirigencia de taxis de San Pedro Sula, en la ciudad hay puntos de brujos vip funcionando con tranquilidad y las autoridades no hacen nada para sancionarlos.

San Pedro Sula, Honduras.

El aumento descontrolado de taxis ilegales, vip y unidades en aplicaciones como InDriver y Uber ha provocado que muchos taxis que antes operaban legal emigren a la ilegalidad.

Según dirigentes, en San Pedro Sula de los 5,200 taxis con números de concesión existentes, unos 1,000 han dejado de rendir cuentas ante el Estado para convertirse en vip y le borraron el número a sus unidades.

Elio Muñoz, presidente de la Asociación de Taxistas de Honduras (Ataxish) en San Pedro Sula, indicó que este fenómeno, acrecentado por la pandemia y luego de los huracanes, se debe a que los vip brujos han crecido tanto que los taxis se ven afectados, pues ellos sí pagan impuestos y hay una disminución de usuarios.

Asimismo, la llegada de aplicaciones de transporte como InDriver y Uber ha agravado los problemas, pues ellos ganan clientes y no pagan impuestos.

LEA: Vecinos del noroeste exigen terminar bulevar Mackey

El dirigente cree que más de 500 taxis pertenecientes a la Empresa de Taxis Independientes de Sula (Etis), Asociación de Motoristas Profesionales de Honduras (Asomoproh) y Cooperativa de Transporte Taxistas Hondureño (Cotaxihl) se sumaron a la ilegalidad junto a unos 5,000 que han permanecido de esta forma. Muñoz dijo que las autoridades deben tomar cartas en el asunto porque hasta hay puntos visibles de taxis vip y no hay acciones contra ellos, e indicó que esperan que el Gobierno les dé el bono para alimentos 2021, iniciativa que comenzó por la afectación de circulación en la pandemia, o se irán a las calles a protestar.

Óscar Gradiz, presidente de Etis, dijo a LA PRENSA que al menos 1,000 taxis con concesión pasaron a la ilegalidad. Hace falta “mano dura” para frenar la expansión de los brujos. “Esto le compete al Instituto de Transporte y poco hacen. Hay muchos que le borran el número y se van a trabajar así. Tenemos que pagar placas de alquiler, permiso de operación y un montón de requisitos, y a Uber no le cobran nada. Si el Gobierno no pone orden, en cinco años se pierde el transporte”, agregó.

René Caballero, delegado del Instituto Hondureño de Transporte Terrestre (IHTT), afirmó que los InDriver y Uber son ilegales porque no pagan concesiones al Estado. Ningún representante de estas aplicaciones se ha presentado ante el Instituto.

Indicó que el IHTT ha decomisado 90 unidades ilegales entre Tegucigalpa y San Pedro Sula, pero para hacer eso deben comprobar con certeza que están operando de esta forma. Se han decomisado unidades con número visible que no tienen ningún permiso para operar, así como las que alquilaban un número se lo borraron y quedaron trabajando para no pagarlo ante el Estado.

Dijo que hay dirigentes que tienen concesiones y también vip, por lo que “ahí se ve como que están confabulados”. “Agarrar un vip no es fácil porque hay que darle seguimiento y comprobar que anda cobrando pasajero”, agregó.

El funcionario dijo que el techo legal de taxis en San Pedro Sula es de 5,200 unidades, pero cuando hicieron el censo el número fue de 3,800, y en la entrega de bolsa solidaria no pasaron de 4,000, entonces surge la interrogante “dónde están los otros 1,000 taxis con concesiones”.

El funcionario cree que el Instituto debería ver si se pueden otorgar más números o cancelar estas concesiones que no aparecen para darlas a otra gente que quiera trabajar.

La Prensa