Empresarios en San Pedro Sula demandan plan agresivo de reactivación

Empresa privada sostiene que el Gobierno debe ejecutar un plan para atraer la inversión

Las obras de Siglo 21 y otras privadas mantienen el sector construcción en SPS. La maquila ya recuperó los empleos.
Las obras de Siglo 21 y otras privadas mantienen el sector construcción en SPS. La maquila ya recuperó los empleos.

San Pedro Sula, Honduras.

Los primeros meses de este año han sido difíciles para la mayoría de sectores, la reactivación económica aún no se logra y autoridades aseguran que el Gobierno debe trabajar fuertemente para crear las condiciones.

La construcción y la maquila son de los pocos sectores que han tenido un leve crecimiento en la zona norte.

Juan Carlos Sikaffy, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), declaró a Diario LA PRENSA que datos del Banco Central de Honduras (BCH) a enero establecen una contracción en el índice mensual de actividad económica de un 6.9%, lo que refleja que la reactivación económica del país aún no llega.

Esta contracción al dividirla por sector productivo se agudiza, hoteles y restaurantes presentaron una reducción del 31.5% en su actividad económica de enero, el sector transporte un 26.4%, la construcción una reducción del 17% y la agricultura del 16.1%.

LEA: En ascenso casos de covid en triajes y hospitales de San Pedro Sula

“En términos de las microempresas siguen reportando muy bajos niveles de ventas. La Semana Santa resultó en una oxigenación para el sector turismo, sin embargo, la recuperación del empleo es aún lenta debido a las obligaciones de las empresas y la tardía recuperación de nuestra economía”, expresó.

Sikaffy apuntó que sin avances importantes en la vacunación contra el covid-19 que permitan alcanzar, en lo que resta del año, una inmunización del 70% de la población elegible para vacunarse, el desarrollo de las actividades económicas seguirá limitado.

“Con medidas de restricción de movilidad y distanciamiento social, lo que retrasa la recuperación de empresas y los empleos”.

El líder empresarial señaló que es necesario un plan de reconstrucción nacional viable y apegado a las necesidades más inmediatas del país que incluya cooperación internacional.

Además de un fondo con un capital semilla de $1,000 millones puesto por el BCH.

“Es necesario y urgente fortalecer las disponibilidades de recursos financieros de largo plazo, a bajas tasas de interés, para ampliar los programas de reestructuración de obligaciones de los prestatarios con la banca”.

Añadió que es urgente un plan agresivo de vacunación contra el covid-19 y modernizar leyes como la Ley del Impuesto sobre la Venta, la Ley del Impuesto sobre la Renta, la Ley de Mercado de Valores, la Ley del Salario Mínimo, entre otras que permitan agilizar una simplificación administrativa que contribuya a aumentar la competitividad.

Menotti Maradiaga, expresidente de la Federación de Cámaras de Comercio e Industrias de Honduras (Fedecámara), coincide en que la actividad económica ha sido muy lenta, sobre todo porque hay mucha incertidumbre en el tema de vacunación y un aumento de casos positivos. “Esto lo que ha hecho es desincentivar la inversión y provocar más pérdidas de empleos”.

Maradiaga aseguró que las empresas no han podido recuperar los empleos que se perdieron en 2020.

kb-reactivacion2-140421(800x600)
Las obras de Siglo 21 y otras privadas mantienen el sector construcción en SPS. La maquila ya recuperó los empleos. Foto: Amílcar Izaguirre.

“No están teniendo utilidades y el cobro de los impuestos continúa, y no digamos los altos costos de energía eléctrica”.

Arnaldo Martínez, presidente del capítulo noroccidental de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), compartió que han tenido un leve crecimiento en el sector construcción, pero se requieren fuertes inversiones en la parte de infraestructura vial para generar empleo. En San Pedro Sula, la construcción de plazas comerciales y otras inversiones han continuado.

Martínez detalló que el Gobierno requería de L7,300 millones para reparar la infraestructura vial, pero apenas han invertido L2,000 millones, es decir, apenas un 30% de lo que necesitan.

Alden Rivera, director de operaciones de la Asociación Hondureña de Maquiladores, expresó que pese a que han alcanzado un nivel operativo satisfactorio, lo cierto es que la industria continúa resistiendo el impacto del cierre de la economía en 2020, el cual causó una pérdida en el volumen de exportaciones que a finales del año pasado ascendió a más de $1,200 millones.

“Requerimos de un ambiente interno donde prevalezca la seguridad jurídica, la reducción de las vulnerabilidades ambientales y esfuerzo permanente de mejora competitiva por parte del Estado”, aseveró Rivera.

La Prensa