Las posadas en tiempo de pandemia se realizan con fe y bioseguridad

Por nueve noches realizan procesiones en las calles y avenidas de los barrios y colonias sampedranos pidiendo posada.

Los miembros de la iglesia San Pablo realizan su tradicional posada, pero esta vez con mascarillas y con todas las medidas de bioseguridad. También en la parroquia Guadalupe.
Los miembros de la iglesia San Pablo realizan su tradicional posada, pero esta vez con mascarillas y con todas las medidas de bioseguridad. También en la parroquia Guadalupe.

San Pedro Sula.

“En el nombre del cielo yo os pido posada, pues no puede andar mi esposa amada”, es la canción tradicional de las posadas navideñas que se escuchan en algunas calles de los barrios y colonias de la ciudad.

También en muchos hogares por los celulares, tabletas y computadoras de feligreses que se conectan para participar en línea y mantener viva la tradición de esta época.

La temporada de posadas inició esta semana, pero por recomendaciones de Sinager de evitar las aglomeraciones este año se han implementado protocolos de bioseguridad.

Los sacerdotes de cada parroquia han organizado a las comunidades y todos se esfuerzan por dar lo mejor de sí.

Un reducido grupo que representa a la Sagrada Familia: María y José con la representación de los ángeles recorren las calles y visitan varias casas. Pero llegan a las casas y no les dan posada rememorando cuando la virgen María y San José buscaban donde albergarse para dar a luz.

Datos
1- IGLESIA. Las distintas parroquias están realizando sus actividades previo al nacimiento de Jesús.
2- COMUNIDAD. Los participantes llevan puesta su mascarilla y con todas las medidas de bioseguridad.

“No les damos posada”, dicen los dueños de la casa y la procesión sigue.

Al final llegan a una vivienda donde les abren sus puertas y pasan adelante para realizar un acto simbólico. Esos actos se hacen por nueve días.

Ahí los peregrinos realizan una oración y sus peticiones en casi todas han clamado por la sanidad de las personas contagiadas de covid-19 y por la protección. Por la sabiduría a los gobernantes y porque den fuerza a todas aquellas personas que lo perdieron todo en las inundaciones de Eta y Iota.

Las posadas se celebran nueve días antes de la Navidad y la feligresía de la iglesia San Pablo ha hecho lo suyo para llevarlas a muchos hogares.

Lg-posadas1-191220(800x600)

El padre Luis Estévez dijo que es una de las tradiciones más fuertes en Navidad y este año ha sido diferente porque no todos pueden participar personalmente y lo hacen a través de las distintas plataformas.

Las personas que personifican a la Sagrada Familia dicen que es una bendición.

En otras parroquias como la Guadalupe se implementó la posada en familia, donde las familias realizan la posada y la transmiten por Zoom o Facebook Live.

Lg-posadas3-191220(800x600)
La Prensa