EEH cobrará los medidores dañados en San Pedro Sula

La EEH indica que ha aumentado el daño y el hurto de los medidores, por eso tomaron la medida.

Personal de la EEH revisa un contador. <br/>
Personal de la EEH revisa un contador.
/

San Pedro Sula, Honduras.

La Empresa Energía Honduras (EEH) determinó cobrar el medidor de energía a los abonados que lo dañen o no reporten el robo del aparato.

A mediados de agosto, pobladores de diferentes colonias del sector El Carmen quemaron unos 100 medidores en protesta por los constantes cortes de energía eléctrica que sufren por un sistema sobrecargado; sin embargo, en ese momento la EEH anunció que el consumo de energía sería promediado mientras les instalaban nuevamente los contadores.

Pero a partir de este mes, las medidas cambian. A raíz de que se aumentado el daño y el hurto de los equipos de medición, la EEH determinó el cobro del mismo a los abonados.

LEA: Enee ya pagó el 60% de la deuda histórica

“Las estadísticas demuestran que los actos por daños a los equipos de medida se han incrementado, teniendo usuarios a quienes se les ha tenido que sustituir el equipo de medida hasta en ocho oportunidades, afectando el patrimonio del Estado en manos de la Enee”, dice el comunicado enviado por la EEH.

En cuanto al robo de los equipos de medición, el escrito indica que los abonados dispondrán de 24 horas para reportar el robo ante la empresa distribuidora y la autoridad competente; en caso contrario al abonado le tocará pagar por el medidor.

La empresa señala que cobrarán el contador y los “demás costos asociados” a los usuarios que reincidan en dañar el medidor o no reportar el robo.

“Se exceptuarán de esta medida los casos que sean comprobados de medidores dañados o averiados por situación de fuerza mayor o caso fortuito, desgaste por funcionamiento”, agrega el comunicado.

El costo por contador es de unos $44, es decir, unos 1,082.84 lempiras.

Antes de esta medida, la empresa solo reponía el contador dañado o reportado como robado, pero a partir de este mes lo cobrarán.

La Prensa