Al 40% operan los juzgados Civil y Laboral en zona norte

Los juzgados de Familia están trabajando, pero aún no hacen audiencias porque la Central de Notificaciones continúa cerrada.

Desde esta semana comenzaron a llegar ciudadanos al edificio del Poder Judicial.
Desde esta semana comenzaron a llegar ciudadanos al edificio del Poder Judicial.

San Pedro Sula.

El personal de los juzgados Laboral, Contencioso Administrativo, Civil, de la Niñez y las Cortes de Apelaciones se incorporaron esta semana a sus labores para atender a la ciudadanía en el edificio del Poder Judicial.

Los tribunales iniciaron su trabajo de acondicionamiento la semana pasada, pero estos ya comenzaron a atender a los ciudadanos.

Esta semana ya suma el 40% de los empleados del Poder Judicial que están acudiendo a las diferentes oficinas, lo que permitirá acelerar el trabajo que se rezagó durante casi cinco meses de inactividad en las áreas civiles.

Atención
1- El juzgado Penal, Tribunal de Sentencia y Jurisdicción Nacional tienen sus propios receptores para citar testigos

2- Los juzgados Civil, de Familia, Administrativo trabajan con el 40% del personal

3- Las salas de juicios penales se turnan en la semana para evacuar los casos de imputados en prisión

Sin embargo, los jueces del área penal y las salas del Tribunal de Sentencia se han turnado y de esa manera han podido desarrollar las audiencias para evitar el vencimiento de los términos legales.

Las audiencias de debate de juicios orales, así como de imputados, audiencias iniciales y revisiones de medidas en el área penal no han parado durante la pandemia.

En el área penal han estado trabajando los jueces de turno del Centro Integrado Interinstitucional atendiendo los casos de personas capturadas por la Policía.

Revisión de medidas

Ruy Barahona, portavoz del Poder Judicial, indicó que los jueces del área penal atienden las audiencias iniciales, pero sin la presencia de los imputados así como revisiones de medidas de forma virtual.

En las salas de juicios no está reincorporado todo el personal, pero cada tribunal ha priorizado a los imputados a quienes se les iba a vencer la prisión para llevar a cabo los juicios.

También hacen revisiones de medidas solicitadas por la fiscalía y abogados privados o defensores públicos. Se conoció que en el Tribunal de Sentencia en algunos casos se les vencieron los términos de prisión al principio de la pandemia, porque no se habían definido las estrategias para trabajar, por lo que ahora los juicios se realizan al día con los imputados que están en prisión.

Lo que no se está evacuado son los juicios de personas con medidas sustitutivas a la prisión a quienes se les reprogramarán las fechas para el debate.

Los juicios se están realizando sin público y no permiten el ingreso al edificio de familiares de los imputados como parte de las medidas de bioseguridad.

Aunque en los juzgados de Familia, Civil, Inquilinato, Trabajo, de lo Contencioso Administrativo y Cortes de Apelaciones se han reanudado las labores, aún no se realizan audiencias, pues está cerrada la Central de Notificaciones, responsable de citar a los encausados y testigos.

También se conoció que está cerrada la central de recepción de documentos donde son llevadas las demandas de casos civiles y de familia así como de trabajo.

Sin la recepción de documentos, los juzgados no pueden avanzar con casos nuevos, tampoco realizar audiencias porque el personal para citar testigos y encausados no está laborando.

El juzgado de Violencia de igual manera ha trabajado durante la pandemia, pero las denuncias no les han podido dar continuidad porque los denunciados no pueden ser citados.

En caso de capturas por violencia doméstica en flagrancia les imponen las medidas a los agresores, pero en los procesos donde tienen que citar a las partes no se han realizado debido a la falta de personal que aún no se reincorpora.

rr juzgados 130820 2(800x600)
El personal de seguridad toma la temperatura a los asistentes. Los juzgados de lo Penal han habilitado tres salas para las audiencias virtuales y así evitar que se venzan los términos.
La Prensa