Cientos de hectáreas se han recuperado en El Merendón

Alcaldía tiene 6 viveros que producen 300,000 plantas al año. Han crecido 1,600,000 árboles por recuperación natural y reforestación.

La alcaldía tiene seis viveros, de los cuales cuatro están en las aldeas de El Merendón.
La alcaldía tiene seis viveros, de los cuales cuatro están en las aldeas de El Merendón.

San Pedro Sula.

En los últimos seis años, cerca de 1,600,000 árboles han crecido en la reserva de El Merendón por trabajos de reforestación y recuperación natural generada a través de un programa de protección ambiental de la alcaldía.

Así lo dio a conocer Fausto Bográn, director de Protección y Control Forestal en la Gerencia de Ambiente de la Municipalidad de San Pedro Sula, en el marco del Día del Árbol, que se celebró el 30 de mayo.

Bográn, quien es máster en Ingeniería Agrícola, explicó que la alcaldía desde 2014 implementó un plan de la protección del recurso hídrico de El Merendón, que fue declarada zona productora de agua mediante el decreto 46-90 en 1990.

Área
Dimensiones de la reserva de El Merendón A la alcaldía de San Pedro Sula le corresponde el control y vigilancia de 36,400 hectáreas de 39,000 que tiene la reserva. El resto a las alcaldías de Quimistán y Omoa con el apoyo de ICF.

Mediante el plan integral se generó la protección de la foresta, la restauración de áreas degradadas y un seguimiento y control para prevenir el daño por plagas e incendios.

Para potenciar esta labor, la alcaldía creó gradualmente desde 2014 seis viveros que producen cerca de 300,000 plantas anuales, de los cuales cuatro están en las aldeas de El Merendón y dos en la zona urbana de la ciudad.

La recuperación natural del bosque se garantiza mediante la elaboración anual de decenas de kilómetros de rondas antiincendios y el control de plagas como el gorgojo descortezador. Solo entre enero de 2015 y junio de 2016 se hicieron 146 controles en la reserva para frenar esta plaga con el corte de árboles enfermos en fase 1 para evitar su propagación, lo que dejó positivamente solo 107 hectáreas afectadas por la plaga, informó.

Para una reforestación exitosa se debe dar seguimiento a los árboles.

Fausto Bográn, protección Forestal municipal

Las rondas y monitoreo permanente lo ejecutan 55 amigos municipales que viven en 7 aldeas en el sector de bosque de pino de la reserva, entre ellas, Ladrillos, Buenos Aires, Naranjito, Tomalá y El Gallito.

Anualmente se reforesta un promedio de 100 hectáreas. “No solo es crear un hoyo y plantar, sino que es dar seguimiento con control de maleza, fertilización, fumigación, hasta que el árbol crece lo suficiente para no morir por las inclemencias del clima o los incendios. Esa es la verdadera reforestación”.

Además de la protección, la alcaldía implementa un plan de asistencia técnica para cerca de 1,000 productores de café y hortalizas para minimizar el impacto en las fuentes de agua por uso de pesticidas o insecticidas en cultivos.

La Prensa