Camina tres horas desde Choloma para vender flores

Previo al Día de la Madre, el mercado Guamilito fue cerrado con barricadas para evitar la aglomeración de personas en la zona.

Suyapa Rodríguez ofrece un arreglo de rosas y girasoles a un posible cliente en el barrio Guamilito.Fotos: Gilberto Sierra.
Suyapa Rodríguez ofrece un arreglo de rosas y girasoles a un posible cliente en el barrio Guamilito.Fotos: Gilberto Sierra.

San Pedro Sula.

Cada año, el icónico mercado Guamilito luce lleno en esta fecha por sampedranos que van en busca de flores para agasajar a sus madres; pero por la pandemia del COVID-19, hoy el ambiente es completamente distinto por primera vez en muchas décadas.

La alcaldía sampedrana colocó, desde el miércoles pasado, barricadas y agentes policiales una cuadra a la redonda del mercado para evitar aglomeraciones el domingo debido a esta efemérides.

Entiendo lo que pasa con el covid-19, pero se acabó el dinero y la comida en casa y los clientes me llaman por pedidos.

Suyapa Rodríguez, florista de Guamilito

De las decenas de floristas que viven de este negocio en el Guamilito de forma permanente, unos se han atrevido a vender en las calles obligados por la necesidad de alimentar a sus hijos.

Suyapa Rodríguez (de 49 años) es una de estas floristas que para llevar sustento a su hogar camina a diario tres horas desde la colonia San Carlos, Choloma, para atender los pedidos de sus clientes.

Durante las últimas dos semanas ha despachado pedidos desde el Guamilito, ayudada por las redes sociales y por la agenda telefónica que ha acumulado durante décadas.

Como la alcaldía cerró el paso al mercado, esta mujer, quien heredó el negocio y el arte de hacer arreglos con flores de su madre desde hace 40 años, decidió salir a la calle para continuar con su labor.

“Yo entiendo lo que está pasando con el COVID-19, pero nosotros necesitamos, ya se acabó el dinero y la comida, y nuestros clientes nos llaman, la gente mantiene la tradición de regalar flores”, comentó a LA PRENSA.

Floristería popular
En temporada alta como San Valentín, Día de la Madre, al menos 100 personas se dedican a la venta de flores en Guamilito

Rodríguez afirma que aunque el temor a contagiarse de la enfermedad es grande, pone su fe en Dios y sigue las medidas de bioseguridad usando guantes, mascarilla y desinfectantes.

“Le doy gracias a Dios por mis clientes. Yo me he criado en el mercado, luchando toda la vida, y cuando murió mi mamá heredé el negocio de ella”, afirma Rodríguez. Muchas veces cuando el cansancio es mayor, Suyapa decide quedarse en la ciudad, donde familiares o apoyada por hermanos de la iglesia a la que asiste.

Suyapa Rodríguez se instaló esta vez en una esquina entre la 7 calle NO y 10 avenida y atiene a sus clientes desde el celular 9734-6585.

mg flores(800x600)
Ante la necesidad también incluyó verduras en su puesto.

Negocios de comida se las ingenian para Día de la Madre

Aunque no puedan operar, muchos negocios de comida se las ingeniarán para llevar sus productos en el Día de la Madre y así seguir sosteniéndose en medio del aislamiento.

A través de redes sociales como Facebook, Instagram y otras, estas pequeñas y medianas empresas se promueven con ofertas a domicilio, como es el caso de alguna pizzerías, que vende sus combos con alitas y refresco.

También se han promocionado restaurantes de comidas tradicional, hamburguesas y otros que elaboran platillos ligeros para quienes guardan la dieta. Otros ofrecen a través de la plataforma combos sencillos de pollo asado con pan molde y refresco. Para los amantes de las hamburguesas también hay opciones variadas.

Como el pastel no puede faltar en una celebración, varias ofertan us opciones en redes y páginas de Facebook. Por medio de la aplicación Hugo, decenas de restaurantes también estarán ofreciendo sus productos a los sampedranos para agasajar a las madres en su día.

La Prensa