Actividades físicas y no caer en rutinas, recomiendan psicólogos

En los últimos 6 días se han disparado las llamadas por la crisis del COVID-19 en el centro de asistencia del Colegio de Psicólogos.

Psicólogos recomiendan realizar actividades y no dormir en exceso
Psicólogos recomiendan realizar actividades y no dormir en exceso

San Pedro Sula, Honduras.

Evitar dormir en exceso, caer en informaciones falsas y realizar actividades múltiples son las recomendaciones para cuidar la salud mental en el auto aislamiento domiciliar por el Covid-19.

Según el centro de asistencia psicológica gratuita del Colegio de Psicólogos de Honduras, en los últimos ocho días, del total de las llamadas recibas el 63.2% corresponde a crisis de ansiedad en relación al Covid-19, un 14% aconsejería, un 10.5% a crisis emocionales por antecedentes psiquiatricos y un 8.8% a conflictos familiares.

Del 100% de los usuarios un 77.2% corresponde a mujeres en tanto que la clasificación por edades un 47.8% tiene entre 21 y 30 años, un 25% entre 31 y 40 años y un 15.2% tiene entre 11 y 20 años.

LEA: Honduras alcanza 110 casos de coronavirus, tras registrar 15 nuevos positivos

Dónde pedir asistencia psicológica gratuita
  1. Colegio de Psicólogos de Honduras habilitó un centro de llamadas de asistencia psicológica gratuita. Las personas que busquen consejería y atención deben llamar al los números 9532-8538, 8845-8592, 3322-5724 y 9657-0989.
  2. La Fundación Teléfono de la Esperanza, en colonia Alameda,13 y 14 ave., 5 calle y con correo: sanpedrosula@telefonodelaesperanza.org a 10:00 pm a nivel nacional en la línea 150 y el 2557-80 11. Profesionales ofrecen apoyo psicológico.
  3. Unitec habilitó un consultorio virtual. Para hacer citas, quienes tengan síntomas respiratorios y consideren que puedan tener COVID-19, deben ingresar en el enlace ttps://covid19.aliv.io/, dar clic en el ícono “buscar”, crear una cuenta, registrarse y llenar los datos solicitados.

La mayoría de llamadas se generan de San Pedro Sula y en segundo lugar de Tegucigalpa

Irvin Cubas, directivo y líder de estrategia e incidencia del Colegio de Psicólogos de Honduras, indicó que el auto aislamiento puede afectar a las personas con depresión, ansiedad y transtornos obsesivos compulsivos enfocados en la limpieza, lo que puede generar conflictos familiares.

En ese sentido es vital que se realicen rutinas para mantenerse ocupado: Los niños en edad escolar deben de fortalecer sueducación con programas y actividades lúdicas con enfoque pedagógico.

Los adultos realizar ejercicio físico y pequeñas tareas en el hogar en las cuales pueden integrar a sus hijos.

Para los adultos mayores no se recomienda actividad física sino juegos de mesa como ajedrez, programas de televisión.

El tiempo de sueño no debe sobre pasar las 8 horas y el tiempo de alimentos puede ser utilizado para fortalecer el vínculo familiar y los valores.

Jennifer Sánchez Villela, psicóloga cursante en especialización en terapia cognitiva conductual, instó que las personas en aislamiento domiciliar deben enfocarse en una rutina de hábitos saludables y evitar estar en pijamas todo el día, porque esto tiene un impacto negativo; en su lugar se debe disfrutar de algún pasatiempo como pintar, cantar, ver series, bailar o leer.

Para la profesional de la psicología el estar aislado puede generar distorsiones cognitivas en la persona; tomar mal la situación del COVID-19 puede desembocar en conductas negativas que llevan a la paranoia, ansiedad y depresión. “La pandemia y el asilamiento que conlleva, no es lo que nos lleva a hacer cosas negativas, sino como concebimos el hecho en nuestro pensamiento. Lo mejor que se puede hacer, es enfocarse en la familia, en pasatiempos en incluso tener un tiempo de introspección donde podemos evaluar todos los aspectos de nuestra vida”, dijo.

Daniel Menjivar Osorio, psicólogo con Orientación clínica y de la Salud y coach de vida certificado, afirma que estar bajo la ansiedad y estrés que genera pensar en la problemática puede debilitar el cuerpo y la mente y esto hace lo más propenso a enfermarse por que se debilita el sistema inmunológico.

Entonces las familias no deben preocuparse por cosas que están fuera de su control.

“No tenemos que verlo como un encierro sino como una medida de auto cuidado. No estamos acostumbrados a esto, es una ruptura a la rutina y puede provocar, variando de la resilencia de cada persona, índices de estrés, de ansiedad”, dijo.

El profesional recomienda no trasmitir la preocupación a los niños y no sobre cargarlos de información, sino buscarles una actividad de entretenimiento.

La Prensa