Psicólogos aconsejan no atribularse por opiniones y especulaciones en las redes

Los especialistas recomiendan además estar en calma y seguir todas las normas de prevención.

Pacientes y visitantes del Mario Rivas utilizan mascarillas para protegerse de un contagio. Foto: Gilberto Sierra.
Pacientes y visitantes del Mario Rivas utilizan mascarillas para protegerse de un contagio. Foto: Gilberto Sierra.

San Pedro Sula.

La expansión del COVID-19, causante de una neumonía, que puede ser fatal y que ya ha causado más de 7,100 muertos en el mundo, ha desatado la preocupación e incluso la histeria en todo el mundo, y Honduras no es la excepción.

Bancos, supermercados y gasolineras permanecen abarrotadas desde hace varios días ante la necesidad de los ciudadanos por abastecerse de los suministro básicos.

La psicóloga social Sarahí Canales refirió que si usa redes sociales para informarse, procure hacerlo con fuentes oficiales.

Además reconozca sus emociones y acéptelas.

Si es necesario, comparta su situación con las personas más cercanas para encontrar la ayuda y el apoyo que necesita.

Canales explicó que las personas que no están afectadas por la enfermedad tienen la necesidad de estar permanentemente viendo y oyendo informaciones sobre este asunto.
En otras casos, la persona está en estado de alerta, analizando sus sensaciones corporales e interpretándolas como síntomas de enfermedad, siendo los signos habituales.

Opiniones y especulaciones. Mireya Girón, psicóloga del hospital Mario Rivas, aconsejó no caer en la sobreinformación, ya que estar permanentemente conectado -a las redes- no le hará estar mejor informado y podría aumentar su sensación de riesgo y nerviosismo innecesariamente.

“Cuando empezamos a escuchar opiniones o especulaciones no sabemos si son ciertas y tienden a confundirnos, y eso provoca estrés en nuestro organismo y el sistema inmunológico baja”, explicó la especialista.

Solo seis casos. Lourdes Estrada, jefa de la Región Metropolitana de Salud de San Pedro Sula, recordó que en el país hay seis casos confirmados de coronavirus y más de 22 muestras de sospechosos que han resultado negativas. Aún hay tres sospechosos.

La Prensa