Sueldos de L4,500 a 20,000 mensual ofrecen a médicos en el Mario Rivas

Suyapa Figueroa, presidenta del CMH, dijo que sí hay médicos, pero los salarios son muy bajos El Rivas tiene déficit de internistas

En el hospital Mario Rivas hay más de mil médicos entre generales y especialistas
En el hospital Mario Rivas hay más de mil médicos entre generales y especialistas

San Pedro Sula, Honduras

El mayor déficit de especialistas en el hospital Mario Rivas es de médicos internistas para prestar consulta externa.

Los pocos internistas que hay están asignados a otras áreas del hospital, como la emergencia de medicina interna.

3
días llevan en asambleas informativas los médicos del hospital Mario Rivas, en oposición a la llegada de una comisión interventora al centro asistencial.

La presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa, dijo que la administración ha contratado a varios médicos de esta especialidad, pero se retiran pocos meses después por el bajo salario que reciben y muchas veces con retraso. “No es que no haya médicos, el problema es que no quieren trabajar en las condiciones precarias que los obligan y el riesgo que constituye trabajar en un hospital del Estado y que además les ofrezcan salario de médico general”, dijo.

Figueroa aseguró que el Gobierno a través del Código Verde les ha ofrecido una contratación precaria a los médicos y no les garantiza ni respeta la seguridad social.
De acuerdo con el Estatuto Médico, un especialista debe ganar 42,000 lempiras en un hospital público y un médico general 37,000 lempiras.

“Lo que estaba pagando el Gobierno a través del Código Verde eran 4,500 lempiras para un médico general, después que nosotros hicimos un reclamo por eso se inventó el Código Verde Plus en el cual se les aumentó el salario a 16,000 lempiras y 20,000 para un médico especialista, que no es ni la mitad del salario que debería pagarse”, aseguró la presidenta del CMH.

Óscar Sánchez, presidente del CMH capítulo San Pedro Sula, manifestó que el 70% de los médicos del Mario Rivas laboran por contrato y les deben dos meses de salario.

La Prensa