Trabajadores de la maquila exigen habilitar el área confiscada en el IHSS

Carlos Umaña, presidente de la Asociación de Médicos del IHSS, dijo que en esa parte del inmueble se encuentra la sala de labor y parto.

El área que el Ministerio Público tiene asegurada es la que está marcada en rojo.
El área que el Ministerio Público tiene asegurada es la que está marcada en rojo.

Redacción.

Una sala para materno infantil es uno de los usos que los trabajadores de la maquila proponen para una área de más de 10,000 metros cuadrados que el Ministerio Público tiene asegurado en el hospital del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en San Pedro Sula.

Desde hace varios años, el Ministerio Público tiene asegurada una parte del edificio situado al lado de la sala de hemodiálisis, adonde se encuentran más de 250 camas sin utilizar.

Carlos Umaña, presidente de la Asociación de Médicos del IHSS, dijo que en esa parte del inmueble se encuentra la sala de labor y parto, hospitalización de ginecología y obstetricia y pediatría, hay cuatro quirófanos y una unidad de cuidados intensivos neonatales.

Clamor.

Ayer, en una conferencia de prensa en la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), Evangelina Argueta, representante de los trabajadores, dijo que se trata de un espacio de 10,000 metros cuadrados que desde hace varios años el Ministerio Público ha tenido en aseguramiento y que se requiere con urgencia para dar una mejor atención a los derechohabientes de la zona norte.

“Como comisión bipartita del sector trabajador enviamos una nota al Fiscal el año pasado, porque necesitamos conversar con él y desde aquí nuevamente le hacemos un llamado que nos permita una audiencia. Ese es un espacio que ha impedido que el Seguro Social tenga mejores condiciones”.

Agregó que actualmente el área de maternidad está saturada en aparente hacinamiento, un problema que tiene solución al liberar este espacio.

“Los trabajadores hemos estado denunciando esta situación desde hace cinco años. Cada día el Seguro Social va decayendo, una junta interventora que no ha servido más que para decir que hay posibilidades de hacer cosas buenas, pero no ha hecho nada”, apuntó.

La industria maquiladora emplea a más de 160,000 personas, en su mayoría en la zona norte.

Argueta destacó que como derechohabientes tienen el derecho de exigir un mejor servicio, ya que hay falta de medicamentos, con una alta mora quirúrgica, entre otras vicisitudes que tienen que sufrir como trabajadores. Más de dos mil derechohabientes al día son atendidos en el hospital regional del Seguro Social entre consulta externa y emergencias.

Juan Eguigure, presidente del sindicato de Delta Apparel Honduras, explicó que con el crecimiento de la industria de la maquila se están creando más puestos de trabajo, pero que les preocupa que la capacidad del Seguro Social se reduce cada vez más.

“Hace poco visitamos las periféricas y vimos compañeros tirados en el suelo cuando el dengue estaba azotando el país, y cómo es que el Ministerio Público no da respuestas con estos 10,000 metros cuadrados incautados”, cuestionó.

La Prensa