Socializan nueva opción para adquirir vivienda social

La Cámara de la Vivienda lanzó un nuevo programa de interés social a través de créditos hipotecarios o arrendamientos Esperan construir tres mil casas por año a nivel nacional

David Williams, presidente de la Cámara de Vivienda, explicó el proyecto a miembros de la Chico y Asuprovih. Fotos: Moises Valenzuela.
David Williams, presidente de la Cámara de Vivienda, explicó el proyecto a miembros de la Chico y Asuprovih. Fotos: Moises Valenzuela.

San Pedro Sula, Honduras.

Los sampedranos tendrán una opción más para adquirir su propia casa debido a que la Cámara de la Vivienda de Honduras lanzó un nuevo programa de interés social a través de créditos hipotecarios o arrendamientos financieros con opción a compra deducibles automáticamente por planilla de pago.

En la Capital Industrial se reunieron miembros de la Cámara Hondureña de la Industria de la Construcción (Chico), de la Asociación de Urbanizaciones y Promotoras de Viviendas de Honduras (Asuprovih) y la Cámara de la Vivienda de Honduras con la finalidad de socializar la Ley Marco del Sector Vivienda.

La Ley, aprobada en enero y pendiente de publicación en La Gaceta permitirá que el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), el Régimen de Aportaciones Privadas (RAP) y a los institutos de previsión participen en el financiamiento de proyectos habitacionales para sus aportantes. Esta normativa establece propiciar inclusión financiera a través de créditos hipotecarios o arrendamientos financieros con opción a compra, deducibles automáticamente por planilla de pago para el financiamiento con énfasis en el sector social.

Durante la reunión, miembros de la Cámara de Vivienda presentaron algunos indicadores que detallan que el déficit habitacional es de aproximadamente un millón de casas con un incremento anual del 4%. Se requiere de una inversión mayor a $400 millones anuales durante 15 años para bajar ese déficit.LC ingresos 100220(1024x768)

David Williams, presidente de la Cámara de la Vivienda de Honduras, informó que tomando como referencia que en la zona norte es donde más se han realizado proyectos de vivienda social, están socializando este nuevo proyecto que consiste en que los hondureños opten a una casa, apartamento o condominio de interés social en arrendamiento con opción a compra por medio de inversores que pueden ser los institutos de previsión o fondos del RAP o Seguro Social.

“Queremos hacer este mecanismo más fluido a través de fideicomisos con la banca (banco Lafise y Banrural) y los desarrolladores puedan tener un portal adonde exhibir sus inventarios”, explicó Williams. En la presentación explicaron que un 70% de los fondos se destinan a vivienda media (de L800,000 a L2.2 millones). Algunos institutos de previsión se tardan un promedio de seis meses en cerrar un crédito y colocan menos de cien viviendas al año. Williams detalló que apuntan a una construcción de tres mil casas al año a nivel nacional. Gustavo Boquín, vicepresidente de la Chico, opinó que antes los bancos no aceptaban la figura de arrendamiento con opción a compra porque estaban sujetos al régimen de la Dirección de Inquilinato, esta nueva figura les abre nuevas puertas a los que aún no tienen vivienda.

“Es atractivo este modelo, porque muchos de los afiliados del Seguro Social tienen una vida de cotizar y no han recibido ningún beneficio. Con este producto, el Seguro les puede retribuir en algo”, enfatizó Boquín, quien agregó que el Seguro Social está anuente a este proyecto. La construcción de vivienda social está generando 65,000 empleos.

La Prensa