A 9,000 sube número de deportados procedentes de EEUU y México

Según la CASM, unos 1,000 compatriotas salen a diario del país en busca de mejores oportunidades.

Padres con niños en brazos eran parte de los deportados que llegaron ayer. Foto:  Y. Amaya.
Padres con niños en brazos eran parte de los deportados que llegaron ayer. Foto: Y. Amaya.

San Pedro Sula.

Tres vuelos procedentes de Estados Unidos y México con más de 400 migrantes retornados llegaron ayer al aeropuerto Ramón Villeda Morales.

Dos vuelos aterrizaron durante la mañana, en donde al menos 35 niños venían en compañía de sus padres, informaron autoridades del Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR).

En lo que va del año un total de 8,971 hondureños han sido deportados, lo que supone un aumento de más de 100% con relación al mismo periodo del año pasado cuando se contabilizaron unos 5,800 retornados.

Solo en enero vía aérea y terrestre fueron repatriados 5,454 migrantes desde México el presente año.

Lourdes López, representante del CARM en San Pedro Sula, reiteró que el gobierno mexicano no está permitiendo el tránsito de migrantes que no cuenten con la documentación, como visa o pasaporte vigentes.

Para saber
En 2019 retornaron 108,827 hondureños provenientes de México y Estados Unidos. De 2016 a la fecha, un total de 279,196 migrantes han sido deportados.

A las personas que están retornando se les está realizando el registro biométrico correspondiente y una encuesta para que puedan acceder a los programas sociales y de generación de empleo que tiene el Gobierno.

Según la Comisión de Acción Social Menonita (CASM), diariamente unos 1,000 compatriotas abandonan el país en busca de mejores oportunidades.

Nelson García Lobo, director de la fundación, dijo que el 85% de los hondureños que retornan en su intento por viajar de manera ilegal a los Estados Unidos expresan que se van porque no hay alternativas de empleo ni de emprender, y por la violencia.

Añadió que la CASM brinda acompañamiento psicológico porque hay muchas mujeres y hombres que vienen abusados, así como también apoyan económicamente con bonos para pasajes y alimentación y atención en salud, además de tener talleres técnicos.

La Prensa