Más noticias

Con cacao, pinol y café acaramelado busca conquistar mercados

Una de las trabas a las que el microempresario se enfrentó es a la tardía emisión de la licencia sanitaria.

Esfuerzo. Gustavo Avelar (camisa blanca) dijo que seguirá sumando más productos a su marca. Foto: Melvin Cubas.
Esfuerzo. Gustavo Avelar (camisa blanca) dijo que seguirá sumando más productos a su marca. Foto: Melvin Cubas.

San Pedro Sula.

Desde hace cinco años, Gustavo Avelar comenzó su propia empresa motivado por la falta de oportunidades y aunque confiesa que no ha sido fácil, está luchando porque un día su marca sea reconocida en el país y pueda exportar sus productos.

Abogado de profesión y después de tocar puertas sin tener resultado, Avelar decidió comenzar un vivero como negocio para mantenerse.

Al estar involucrado en la siembra desde hace muchos años atrás, porque su familia se dedica a la agricultura, surgió la idea de comenzar a procesar el cacao y convertirlo en chocolate.

De la siembra en la finca también surgieron otras ideas de productos como el pinol, el café con sabor acaramelado, horchata en polvo y el chocolate en polvo dulce.

LEA: Buenos precios del cacao motivan a ampliar cultivos en Santa Cruz

“Gracias a Dios no ha ido bien, porque nos enfocamos en que el producto sea de calidad”, dijo.

Aunque ahora, los productos se comercializan en varios puntos de venta, Avelar cuenta que no fue fácil poder introducirlos al mercado.

“Se han ido tocando puertas, se les ha presentado el producto, lo han probado y les ha gustado”.

En la microempresa llamada Avelares están involucrados los 14 miembros de la familia. Cada uno tiene una labor diferente que resulta en la creación de los cuatro productos de la misma marca.

Al inicio, procesar el chocolate fue difícil porque en Honduras no existen las maquinas necesarias, estas deben ser importadas y sus costos son onerosos.

“En Honduras no hay máquinas hay que importarlas y son costosas, esa fue una gran barrera. Producir es caro, los fertilizantes, manos de obra, es bien caro”, contó Avelar, residente de El Progreso.

Otra de las dificultades a los que el microempresario se enfrentó es la tardanza en la emisión de la licencia sanitaria.

Avelares está constituida como una empresa y no como una microempresa ya que de esta forma el puede cumplir su sueño de exportar sus productos. “Nuestra meta primero es establecernos y ser reconocidos a nivel nacional con un producto de calidad, luego empezar a exportar a Nicaragua y luego a Estados Unidos”, compartió el progreseño.

Le ha surgido la oportunidad de exportar sus productos a Nicaragua y ya está avanzado en trámites. Espera el próximo año dar el salto a la internaciolización. “Hemos enviado producto a Nicaragua y ha tenido muy buena aceptación. En ese país se consume mucho el chocolate y el pinol”, apuntó.

Además

1-Más sobre el registro y licencia sanitaria.La ley estipula que tanto la licencia como el registro se deben otorgar en un termino de 30 a 90 días. Los mipymes pagan L200 por registro sanitario, por cada producto.

2-Oficina regional del Arsa en San Pedro.El Arsa es el encargado de emitir las licencias y registros sanitarios. La oficina en SPS se encuentra en el edificio de Híper Antorcha, bulevar del norte.

3-Más información sobre el Arsa.Los usuarios pueden ingresar a la página www.arsa.gob.hn.