Más noticias

Deportan a menor que viajó ilegal a Estados Unidos

El niño fue enviado por sus padres con documentos falsos con un conocido de ellos hacia EEUU.

Proceso. El pequeño Wilmer sale del aeropuerto Ramón Villeda Morales junto a personal de la Dinaf. Foto: Moisés Valenzuela.
Proceso. El pequeño Wilmer sale del aeropuerto Ramón Villeda Morales junto a personal de la Dinaf. Foto: Moisés Valenzuela.

San Pedro Sula.

Procedente de un centro de menores de Michigan, Estados Unidos, retornó ayer al país Wilmer Faustino Balderramos Ávalos (de 8 años), quien desde mayo permanecía en el país norteamericano.

El pequeño llegó al aeropuerto Ramón Villeda Morales a las 11:30 am en un vuelo de la aerolínea Delta, cargaba en sus manos un peluche de león amarillo y sobre su espalda una mochila.

En el lugar fue recibido por funcionarios de la Dirección Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf), quienes lo trasladaron al Centro de Atención para la Niñez y Familia Migrante Belén, ubicado en el barrio Medina, a la espera de que sus padres lleguen por él.

Travesía

El pequeño Wilmer ingresó a Estados Unidos por la frontera en MacAllen, Texas, de forma irregular junto a un supuesto amigo de sus padres, con documentos falsificados, según funcionarios de la Dirección de Protección al Hondureño Migrante de Cancillería hondureña.
De acuerdo con la información, el menor originario de Santa Rita de Copán, fue prestado por sus progenitores a un vecino que fue identificado por las autoridades como Juan Pablo Martínez Guerra para viajar a Estados Unidos.

48,922
menores han retornado al país de enero a la fecha, según datos del Centro Nacional de Información del Sector Social (Ceniss). En total son 255,456 hondureños.

Sin embargo, al llegar a la frontera fueron detenidos y presentaron una partida de nacimiento del menor, quien aparecía como hijo de Martínez Guerra, pero al momento de cotejar el documento en la base de datos del Registro Nacional de las Personas (RNP), se dieron cuenta que estaba alterada la identidad del niño, por lo que las autoridades fronterizas procedieron a separarlos.

Cancillería llama a los padres de familia a no vulnerar los derechos de sus hijos ni poner sus vidas en peligro.