Más noticias

Implementan plan de manejo en la reserva de El Merendón

Ambiente ha recuperado 253. 88 hectáreas de bosque en los últimos años

TRABAJO. La Municipalidad tiene cuatro viveros para reforestar la montaña.
TRABAJO. La Municipalidad tiene cuatro viveros para reforestar la montaña.

San Pedro Sula.

La apicultura, certificación de fincas de café y asistencia técnica a los horticultores son tres de las actividades que se implementan en El Merendón para la conservación de suelos.

Estas actividades son parte del Plan de Manejo, que encierra un compendio de todas las actividades y programas que se desarrollan para la protección del recurso hídrico de la Zona de Reserva en la montaña.

El alcalde Armando Calidonio explicó que se trata de un plan bien pensado que se lleva a cabo en cada comunidad.

“La reforestación, así como un sin número de programas y actividades tienen como fin proteger el recurso hídrico”, indicó el alcalde.

3
cuencas tiene San Pedro Sula, nueve subcuencas: ríos Manchaguala, Naco, El Palmar, Piedras, Santa Ana, Zapotal-Armenta, Chachaguala, Mogote y Frío y 80 microcuencas.

Calidonio detalló que a los vecinos que viven en El Merendón se les está ofreciendo soluciones integrales centradas en el ser humano, dando respuesta a las necesidades de ellos y al mismo tiempo que ayuden a conservar el ambiente en esa zona.

El funcionario dijo que también se brinda educación ambiental a los niños en las escuelas de El Merendón que a la fecha suman más de 11,000 alumnos con 450 capacitaciones en temas de preservación del ambiente.

Objetivos

Cristy Raudales, gerente Municipal de Ambiente, detalló que el plan de manejo se centra en lograr la preservación y conservación de cuatro ecosistemas y especies de interés social identificados durante el proceso de diagnóstico, como el bosque de pino, bosque nublado, el sistema hidrológico y especies claves que existen en la cordillera como el jaguar, venado cola blanca y chancho de monte.

“El plan tiene dos objetivos bien claros: la protección del recurso hídrico para garantizar el desarrollo económico de la ciudad, y lograr el equilibrio en el uso y servicios que el bosque presta”. La gerente ambiental destacó que se recuperaron 253.88 hectáreas de bosque a través de diversas jornadas de reforestación con habitantes, estudiantes y colaboradores de empresas privadas y voluntarios de varias organizaciones.