Más noticias

Buscan reducir emisión de gases en San Pedro Sula

Uso de la energía, la agricultura y deforestación son los mayores emisores de gases de efecto invernadero

Personal de MiAmbiente y representantes de diversos sectores.
Personal de MiAmbiente y representantes de diversos sectores.

San Pedro Sula, Honduras.

Con el objetivo de reducir la emisión de gases de efecto invernadero en el país producidos por la degradación y deforestación del bosque, la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente) a través del programa Redd+, junto con instituciones gubernamentales y la empresa privada socializan los avances de las políticas que contribuirán con este proceso.

Honduras pierde cada año 23,303. 6 hectáreas (233,036 kilómetros cuadrados) de bosque por deforestación. Las áreas deforestadas emiten unos seis millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) por año.

“Estamos creando el marco legal y técnico de las políticas, acciones y medidas para que Honduras defina una ruta que permita hacer un uso potencial del suelo, reducir aún más las emisiones, mejorar las condiciones en las áreas protegidas y crear alternativas económicas a la población”, dijo German Alvarado, coordinador del proyecto Redd+.

El compromiso es tener los instrumentos listos al finalizar 2019 e implementarlos en 2020.

La deforestación representa el 31% del total de emisiones de gas de efecto invernadero en el país. “Esto nos indica que no somos un país contaminante, las emisiones que tenemos ahora son bajas”.

La deforestación se da en todo el territorio; no obstante, en la zonas norte, centro, oriente, como Olancho, Yoro, Colón, La Mosquitia, es mayor.

Con el proyecto se busca concienciar a la población de la zona rural a hacer un mejor y sustentable uso del suelo.

El informe Tercera comunicación nacional implementado por el PNUD y MiAmbiente señala que entre 2005 y 2015 el 42% de la emisión de gases de efecto invernadero en el país proceden del uso de la energía, el 15% por el uso agrícola, el 31% es por el cambio y deforestación de suelo, el resto por los desechos y la silvicultura.