Desplazados regresan a sus casas en Chamelecón y la Rivera

Fuerzas vivas y Policía afirman que se ha reducido la ola de homicidios Casas abandonadas vuelven a estar en uso.

Seguridad. Poco a poco las familias retornan a sus hogares en Chamelecón. Fotos: Franklyn Muñoz
Seguridad. Poco a poco las familias retornan a sus hogares en Chamelecón. Fotos: Franklyn Muñoz

San Pedro Sula.

Luego que una pandilla que operaba en el sector intentara romper el portón para ingresar a su casa a medianoche en la colonia Sinaí, Dolores Guardado abandonó su domicilio junto a su familia y se fue a vivir a otro sector de la ciudad por el temor a perder su vida y a sus seres queridos.

Cinco años después, la familia Guardado volvió a su casa tras cerciorarse que en el sector Rivera Hernández se respiran aires de paz con una ola de violencia en disminución.

Similar fue el caso de Juan Laínez, quien tuvo que abandonar Chamelecón junto a su mujer e hijos y trasladarse a trabajar en construcción a Guatemala, país en el que estuvo seis años luego que la mara lo amenazó y se apoderó de su casa para convertirla en punto de operación.

1
homicidio se reportó en junio en Chamelecón, según la UMEP 6. En lo que va del año se registran 18 homicidios en Chamelecón, para la misma fecha de 2018 fueron 26 crímenes.

Hoy, como decenas de personas víctimas de situaciones de desplazamiento forzado, ambas familias han retornado a sus domicilios.

Según la Policía Nacional y organizaciones comunales, desde 2010 cerca de 35,000 familias emigraron de la Rivera Hernández, de las cuales 30,000 ya habían retornado al inicio de 2019.

En Chamelecón en el mismo período de 10 años, habían sido desplazadas 20,000 familias, de las cuales hasta marzo había retornado el 90%.

Años atrás, colonias completas estaban deshabitadas, pero esto ha cambiado para bien

Andy Reyes, Subcomisario UMEP 6

Este fenómeno positivo de retorno de familias a sus hogares es confirmado por René Maradiaga, presidente del Comité Pro Desarrollo del sector Rivera Hernández, quien asegura que solamente en algunos puntos de sectores como parte de la Sinaí, Asentamientos Humanos, Brisas del Sauce y Cerrito Lindo, hay casas en abandono actualmente.“Esta gente había migrado por los problemas sociales. En relación a los últimos años ha bajado la migración y las personas han retornado a sus casas”.

Para Maradiaga, quien dirige la organización más grande del sector, integrada por patronatos, iglesias y escuelas locales, la migración ha bajado en parte debido a los patrullajes. “Hay más presencia de la Policía. También hay colonias donde los grupos que primero estaban, casi no están llegando y por eso la gente está viviendo más tranquila. Entre Sinaí, Cerrito Lindo, la Central y Asentamientos Humanos, ya solo hay cerca de 150 casas abandonadas. Para nosotros es de alegría y satisfacción ver que lugares en donde había abandono, las personas ya estén pintando sus casitas”, agregó.

Andy Reyes, subcomisario de la Policía Nacional, asignado a Chamelecón, dijo que “años atrás colonias completas estaban deshabitadas, como la Palmira”. Actualmente esta comunidad ya está poblada en un 90%, según el oficial.

Hay colonias como la Suyapa y San Antonio afectadas por el desplazamiento, pero actualmente en Chamelecón ya se puede vivir en paz por el trabajo que la Policía ha hecho”, aseguró Reyes. Según el oficial, en el sector solo hay cerca de 100 viviendas que se encuentran abandonadas. “La población ha entendido el valor del trabajo en coordinación con las autoridades, que beneficia a las comunidades”.

La Policía a través de su programa antipandillas ha capacitado a 3,000 escolares en 2019.