Más noticias

Crean alianza para reinsertar a menores en conflicto con la ley

La Inami y Visión Mundial Honduras firmaron un convenio para trabajar con talleres técnicos, capacitaciones de habilidades blandas y generación de emprendimientos

En El Carmen permanecen internos unos 120 adolescentes infractores.
En El Carmen permanecen internos unos 120 adolescentes infractores.

San Pedro Sula, Honduras.

Los jóvenes infractores son vistos por gran parte de la sociedad como peligrosos y nombrados por otros, incluso, como “parásitos”, pero la realidad es que muchos de ellos buscan la aceptación y reivindicar sus vidas.

El Instituto Nacional para la Atención de Menores Infractores (Inami) y Visión Mundial Honduras, uniendo esfuerzos a fin de ayudar a estos jóvenes, firmaron un convenio para la creación de un programa enfocado a impartir talleres, capacitaciones, generación de oportunidades laborales y emprendimientos.

Óscar Paz, coordinador de proyectos de Visión Mundial, dijo que con la iniciativa beneficiarán a cerca de 200 muchachos en conflictos con la ley, procedentes de la zona norte y más de 500 a nivel nacional.

Alcance.
Beneficiarán a unos 200 jóvenes de la zona norte

Explicó que la alianza durará un año con posibilidades de continuar dependiendo de los resultados obtenidos. “Buscamos restaurarlos y reinsertarlos a la sociedad para que sientan que son personas productivas que aportan a su entorno”, refirió Paz.

Agregó que además trabajan con los padres de los chicos con charlas bajo un esquema de educación positiva y crianza con ternura para fomentar el diálogo familiar y una cultura de paz.

Un estudio presentado por Visión Mundial Honduras este año, denominado Niñez y juventud privada de libertad: entendiendo realidades, señala que el 77% de los menores infractores provienen de hogares desintegrados y el 50% de ellos abandonan su casa antes de los 12 años.

Programas.

Felipe Morales, director del Instituto Nacional para la Atención de Menores Infractores (Inami), dijo que en los últimos cuatro años el Gobierno ha intensificado los programas de prevención, rehabilitación y reinserción social para esos jóvenes, al igual que lo ha hecho con la protección legal y el cumplimiento del respeto al debido proceso

Explicó que a través del Inami los muchachos reciben acompañamiento psicológico y pedagógico con el propósito de que una vez rehabilitados puedan reintegrarse al mundo laboral, que es donde mayores retos tienen.

Luis Franco, psicólogo del programa de medidas sustitutivas a las de privación de libertad del Inami en San Pedro Sula, refirió que la mayoría de los chicos que han cometido alguna falta legal consiguen seguir su vida por un buen camino; no obstante, hay quienes reinciden debido a factores sociales y ambientales.