Más noticias

Bajar las tasas municipales mejoraría la recaudación

Los mipymes se quejan por los altos cobros que limitan sus empresas. La Fedecamara señala que no habrá el crecimiento esperado

En San Pedro Sula, el Gobierno creó el Distrito del Calzado para apoyar al sector.
En San Pedro Sula, el Gobierno creó el Distrito del Calzado para apoyar al sector.

San Pedro Sula, Honduras

Al reducir las tasas municipales para pequeños negocios, más emprendedores que están en la informalidad buscarían legalizarse y la recaudación aumentaría significativamente, analizan expertos.

Diario LA PRENSA publicó un reportaje con las quejas de los micros, pequeños y medianos empresarios (mipymes) sobre las altas tasas, como la de industria y comercio, permiso de operación, costos por uso de rótulos, licencias ambientales, entre otras.

Como ejemplo, un dueño de una pulpería dijo pagar más de 7,000 lempiras solo de impuestos municipales y no tiene rótulo para no pagar extra.

100,000
nuevos empleos es la meta que tiene el Gobierno en generación de empleos con la nueva Ley de Apoyo a la Mipyme, que entró en vigor en 2018.

En este sentido, Menotti Maradiaga, presidente de la Federación Nacional de Cámaras de Comercio de Honduras (Fedecamara), manifestó que como organización no quieren que haya aumentos en los impuestos y tasas municipales que actualmente están afectando a la pequeña industria del país.

“No queremos que el pago de los impuestos sea una carga tributaria más pesada de la que ya es, queremos pagar los impuestos, pero no queremos que sea una carga tan grande que no se puede sostener”, expresó.

Maradiaga vaticinó que este año no habrá un crecimiento como el esperado a comienzos de 2019. “Se pronostica un decrecimiento en la economía del país. Debemos buscar una estrategia con las municipalidades para que no haya un alza a los impuestos”.

Representantes de la Asociación Nacional de la Mediana y Pequeña Industria de Honduras (Anmpih) indicaron que la Corporación Municipal sampedrana no socializa las tasas con la pequeña industria previo a la aprobación.

“Los diferentes rubros dirán que uno de los mayores obstáculos son los permisos de operación. La micro y la pequeña empresa tienen sus negocios en la casa porque no pueden pagar locales”, aseveró Maradiaga, quien destacó que el mipyme paga tasa por desechos sólidos y de medio ambiente.

Guillermo Altamirano, economista, opinó que los altos impuestos limitan a las mipymes a abastecerse y poder generar ganancias.

“Para el Gobierno es prioridad atacar el desempleo y subempleo; para la municipalidad es mejorar los ingresos, indistintamente de que el Gobierno le haga transferencias a las municipalidades”, sostuvo.

Altamirano apuntó que la meta del Gobierno Central y la alcaldía debería ser la misma: contrarrestar el desempleo. “Solo en San Pedro Sula hay más de cinco mil pulperías, son los negocios que más hay, más el comercio, las glorietas, y eso que son negocios que han sido afectados con la inseguridad”.