Más noticias

Casi mil deportados llegaron ayer en bus y vuelos chárter

De los que arribaron, más de 220 eran menores de edad. El fin de semana, México retornó por vía aérea a otros 204 hondureños.

Los deportados por vía área fueron llevados a la terminal de buses. Fotos: Amílcar Izaguirre
Los deportados por vía área fueron llevados a la terminal de buses. Fotos: Amílcar Izaguirre

San Pedro Sula, Honduras.

Con su brazo izquierdo en cabestrillo desde unos hace cuatro meses, Alejandra y su hijo de siete años eran dos de las tantas personas que llegaron ayer en bus al Centro de Atención para la Niñez y Familias Migrantes Belén en el barrio Medina.

Pude aguantar todo, incluso mis pies hinchados, menos que mi niño me llorara porque tenía hambre. Ni loca repito esto llevándolo a él”, contó la joven.

Como ella, otros 934 hondureños (229 menores) retornaron deportados ayer por vía terrestre desde Tapachula, Chiapas y Acayucan, Veracruz, en México, y por vía aérea desde Estados Unidos, en dos vuelos chárter de 135 pasajeros cada uno.

La primera dama, Ana García de Hernández, adelantó que hoy llegarán cuatro vuelos con más deportados y mañana reportarán más retornados.

22,160
migrantes retornados Hasta el 5 de abril, unos 9,759 migrantes retornaron de Estados Unidos y 12,304 vinieron de México.

No se dejen engañar, no van a llegar a Estados Unidos, y tampoco es una garantía ingresar con un menor para lograr una estadía allá. Las leyes migratorias cada vez son más duras e inflexibles. Busquemos en Honduras las oportunidades para que nuestros hijos vivan mejor”, exhortó García.

En Belén, adonde llegaron 11 buses con 437 personas, comparado a los cuatro que arriban en promedio, sus autoridades explicaron que el aumento derivó de la caravana migrante que salió la semana pasada.

Allí, los retornados reciben alimentación, asistencia médica y psicológica, y un boleto de viaje a cualquier parte del país, para luego ser llevados a la Gran Central Metropolitana y regresar a sus hogares.

Carlos Elvir, un taxista en las afueras del Belén, transporta a las “personas que ya están desesperadas por regresar a sus casas y no pueden esperar el bus a la terminal. He visto muchas familias que van llorando en mi carro, porque vendieron todo para irse, y ahora, de regreso, no saben qué van a hacer”.

fr-retornados-160419(800x600)
Madres y sus hijos salen del Centro Belén en Medina.

Hasta el 5 de abril pasado, más de 22,000 hondureños habían sido deportados, de los que casi 3,700 son menores de edad, conforme a cifras del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras (Conmigho).

El año pasado, más de 75,000 hondureños fueron deportados, cifra que casi duplicó los 48,000 retornados de 2017.

Por vía aérea, las personas que llegaron recibieron asistencia de parte del personal del Centro de Atención al Migrante Retornado (CAMR), tanto en Omoa como San Pedro Sula.

El sábado recién pasado, el Instituto Nacional de Migración de México confirmó el retorno por vía aérea de 204 hondureños desde Minatitlán, Veracruz, y nueve buses con 400 personas, seis de Tapachula y tres de Acayucan. De lunes a viernes en el aeropuerto internacional Ramón Villeda Morales se registra un promedio de 13 vuelos con migrantes.