Más noticias

Su gusto por los helados los unió y los animó a iniciar su propio negocio

Aseguran que sus proyectos están en manos de Dios. Él es sampedrano y ella originaria de Trinidad, Copán.

Sandra y Eduardo en su negocio de helados y otros productos ubicado en la Plaza Presidente. Foto:  Yoseph Amaya
Sandra y Eduardo en su negocio de helados y otros productos ubicado en la Plaza Presidente. Foto: Yoseph Amaya

San Pedro Sula, Honduras.

La Plaza Presidente Paz en el corazón de San Pedro Sula es el escenario de una historia de amor y emprendimiento.

Sandra Santa María, de 24 años, y Eduardo Andrade, de 23, son dos jóvenes que unirán sus vidas hoy en una ceremonia en ese lugar donde están construyendo su sueño de ser microempresarios de los helados.

Él es sampedrano y ella copaneca pero ambos son hondureños trabajadores, temerosos de Dios y un ejemplo de que cuando se quiere con un poco de voluntad todo se puede lograr.

Los jóvenes que se conocieron en el 2015 sonríen y su rostro se ilumina al recordar cuándo y cómo se conocieron.

Intercambiaron un par de miradas y luego su número de celular, así comenzaron a comunicarse. Los mensajes de texto fueron sus aliados hasta que iniciaron una relación”.

Laboraban en una empresa de helados y de ahí su pasión por ese rubro.

Claves
1Sitio
Plaza Presidente Paz es el lugar ideal de comercio que promueve lo nuestro y lo típico de Honduras; está en el centro de la ciudad.

2Oportunidad
Si quiere obtener su espacio debe completar solicitud de crédito, contrato de reserva firmado, autorización de Central de Riesgos, Copia de identidad, RTN, un recibo de servicios públicos,constancia de trabajo (para personas naturales), estado financiero (para negocios) y un croquis de su residencia.

3Beneficio
El lugar tiene parqueo, cámaras de vigilancia, gradas eléctricas. Está a una cuadra de la catedral.

Muy decidido, un día Eduardo invitó a Sandra a salir. Ella aceptó y abordaron la motocicleta y llegaron hasta una playa en Muchilena, en Omoa, donde le pidió que fuera su novia. Así comenzó una bonita relación y dos años después tomaron la decisión de irse a vivir juntos aunque su sueño era casarse pero su situación económica no se los permitió.

Sueños. Una tarde Eduardo esperaba a Sandra a la salida de su trabajo y su cabeza estaba ocupada pensando en como ofrecer a su amada un mejor futuro.

LEA: Aventura y naturaleza se juntan en la ruta del Lago de Yojoa

Conocían sus capacidades, su don de servicio y su disposición para salir adelante. Esa tarde de noviembre del 2017 tomaron la decisión de comenzar su propio negocio y nueve meses después abrieron su heladería en la Plaza Presidente, donde rentan un espacio que en un futuro será de ellos.

“Mi sueño es pasar una vida llena de amor y con el emprendimiento que comenzamos con Sandra ofrecerle a nuestra hija que pronto nacerá una buena educación”, dice Eduardo.

Para él, el matrimonio es muy importante porque se debe ser temerosos de Dios. “Cuando uno esta casado debe respetar a la persona con quien uno decide estar”.

Sandra pronto será mamá y por fin cumplirá su sueño de casarse con el amor de su vida. “Queremos agradar a Dios por eso nos casaremos. Mi sueño es lograr un futuro juntos, prosperar en el negocio comprar nuestra casa para vivir con la niña que viene en camino”, dice.

Todos los locatarios de la Plaza Presidente Paz ubicada en el centro histórico de la ciudad de San Pedro Sula, en el antiguo edificio de la Fábrica de camisas Presidente Paz están felices por la pareja que ha realizado su proyecto de vida. La pareja invita a los jóvenes a soñar, emprender y nun ca desmayar.