Más noticias

Águila maltratada no puede volver a su hábitat

Esta especie de águila es conocida también como gavilán pollero y aguilucho.

Se cae cuando trata de volar. También la cuida Elionora, la hija del veterinario. Foto: José Cantarero
Se cae cuando trata de volar. También la cuida Elionora, la hija del veterinario. Foto: José Cantarero

San Pedro Sula, Honduras.

Una águila, que fue rescatada de sus captores en el sector de El Zapotal, se ha convertido en ejemplo del maltrato humano hacia los animales.

El ave habría muerto en manos de un padre y sus tres hijos de no haber sido porque en el momento en que la estaban maltratando pasó por el lugar un ciudadano y logró que se la entregaran a cambio de cincuenta lempiras.

Lea: Funapa construirá un hospital para animales

El padre le cortó las plumas más largas de las alas y luego puso a sus hijos a que le dispararan con una hondilla.

Dos de los muchachos sostenían al águila de las alas, mientras el tercero le lanzaba piedras con la hondilla, dijo el presidente de la Fundación Nacional para la Protección de los Animales, Guillermo Van Tuyl, quien logró recuperar al ave y la bautizó como Polla.

Nueve años después de aquel rescate, Polla se posa feliz en el brazo del veterinario, pero no puede volar debido a las lesiones sufridas en las alas, por ello no puede volver a su hábitat.