Más noticias

Madre e hija son compañeras en la U

A la mamá le gustan las matemáticas; a la hija, el español. Al estudiar en casa se apoyan mutuamente.

Ambas compiten por obtener las mejores notas. Fotos: Gilberto Sierra
Ambas compiten por obtener las mejores notas. Fotos: Gilberto Sierra

San Pedro Sula, Honduras.

Entre las estudiantes más puntuales y destacadas de la clase de Historia de Honduras de la Universidad de San Pedro Sula (Usap) se encuentran Yesenia Solís y su hija Vilma María.

Pese a que viven en una aldea de San Manuel, Cortés, están presentes en el aula antes de las 7.15 am, hora en que empieza la clase.

“Nos levantamos a las cuatro y media de la mañana para salir a las cinco y veinte. A veces nos viene a dejar mi papá y otras veces nos venimos en bus”, comenta la hija.

companeras2(1024x768)
Al comienzo de las clases ni el catedrático sabía que eran madre e hija, pues en todo momento se muestran como buenas compañeras.

Por lo general es la madre quien prepara el desayuno para su hija y su esposo Humberto Yanes, quien se dedica al transporte pesado. Un par de baleadas cada uno y luego cada quien a lo suyo.

Hace veinte años que Yesenia terminó su educación secundaria, pero no pudo entrar en la universidad porque en eso se casó. “Como decidí tener familia ya no ajustaba el tiempo y me quedé con el deseo de seguir estudiando”, comenta la madre.

Tuvo que trabajar para no dejarle toda la carga de la casa a su marido. Laboró tres años en la Empresa Nacional de Energía Eléctrica, diez años como auditora de calidad en una maquila.

El último puesto que tuvo fue el de secretaria del alcalde de San Manuel, Reyman Arturo Castro.

Sépalo: Yesenia Solís y su hija Vilma María comparten clases en diferentes carreras.