Más noticias

Nuevas fábricas de hilo y textil suman $225 millones

Durante el primer semestre iniciará la construcción de las plantas. En San Pedro Sula, la 33 calle se ha convertido en zona industrial.

En el municipio de Choloma se construirán las dos fábricas que generarán <br/>decenas de nuevos puestos de trabajo. <br/>
En el municipio de Choloma se construirán las dos fábricas que generarán
decenas de nuevos puestos de trabajo.
/ Foto/Drone: Melvin Cubas

San Pedro Sula, Honduras.

Las inversiones en el sector maquila siguen creciendo en la zona norte.

En San Pedro Sula, la 33 calle (El Polvorín) se está convirtiendo en la zona industrial de la ciudad con el surgimiento de nuevos parques y centros de logística.

El sector comienza su despegue debido a la ampliación del bulevar a cuatro carriles de la 33 calle. Luego de esta obra se han construido nuevas bodegas, centros de logística y naves industriales.

Lea: Sector manufacturero crece con una inversión de $280 millones

Empresarios del rubro manufacturero aseguran que esto es solo el inicio, ya que en ese cuadrante aún existe mucho terreno disponible y San Pedro Sula cuenta con mucha mano de obra calificada. “La 33 calle es la nueva zona industrial de la ciudad. Hemos visto cómo han surgido nuevas ofibodegas, bodegas, centros de logística que han montado diferentes empresas”, señaló Alejandro Flores, jefe de la oficina municipal de permisos de construcción.

Más inversiones

Al mismo tiempo el municipio de Choloma se sigue expandiendo con nuevas inversiones en plantas textiles, lo que significa más fuentes de trabajo.

Lea también: Maquila creará 18,000 empleos en este año

Así lo indicó Mario Canahuati, presidente de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), quien manifestó que habrá dos nuevas empresas; una de ellas de complemento de fábrica de hilo de algodón con una inversión de $25 millones y otra de tela sintética, anunciada en 2018. “Ya se comenzó el proceso de construcción y su inversión puede andar en unos 200 millones de dólares”.

Canahuati indicó que producir la materia prima significa dejar de importar desde Estados Unidos y países asiáticos.

“Estas son fábricas de alta tecnología, mucha maquinaria donde el costo de energía es fundamental para reducir costos que permiten seguir integrando la cadena de suministros de tal forma que se pueda tener un producto competitivo”, destacó el empresario.

Canahuati explicó que el efecto multiplicador será de unos cinco mil empleos. Además de enfatizar que el ahorro al dejar de importar materia primera sería muy grande.

Las fábricas de hilo y textil que suman una inversión de $225 millones se estarán construyendo durante el primer semestre de este año. Jissel Rivera, oficial de colocación de la Secretaría de Trabajo, compartió que la expansión de la maquila queda evidenciada en la generación de plazas de trabajo.