Más noticias

Diabéticos y renales abarrotan sala de emergencia

Fueron atendidos más de 500 personas durante las festividades de Navidad y fin de año.

Grupo de pacientes a la espera de ser atendidos en el centro hospitalario.
Grupo de pacientes a la espera de ser atendidos en el centro hospitalario.

San Pedro Sula, Honduras.

Del 24 al 31 de diciembre de 2018 fueron atendidos en la sala de emergencia de Medicina Interna del Hospital Mario Rivas 531 pacientes.

La mayoría de estos usuarios de los servicios de salud del centro asistencial fueron personas hipertensas, diabéticos y enfermos renales crónicos que se descompensaron por la ingesta desmedida de comidas y bebidas en las fiestas de Navidad y fin de año, informó Julia Sánchez, portavoz del centro asistencial.

Sánchez dijo que esa fue la sala que más atenciones brindó durante esa semana.

El nefrólogo Manuel Rocha, jefe de esa área del Mario Rivas, explicó que este tipo de enfermos consumen muchos alimentos con sal, grasas, más la ingesta de bebidas tanto alcohólicas como carbonatadas provocan retención de líquidos y eso afecta más sus riñones.

“Tienen la comida a la vista, comida que no es saludable y en el ambiente festivo tienden a ingerirlas, consumen boquitas saladas y por otro lado los pacientes que se hacen diálisis se cargan de líquidos por las bebidas y eso es algo bastante fuerte para ellos”, explicó el especialista.

Agregó que cada mes son detectados nuevos enfermos con insuficiencia renal crónica que tienen que ser remitidos a diálisis.

“Ya se habla que el cambio climático está influyendo en la enfermedad renal crónica, más los alimentos artificiales y otras cosas que afectan a los riñones”, expresó el galeno.