Más noticias

El 90% de personas con VIH en edad productiva no tienen un trabajo

Organizaciones y activistas lamentan que las autoridades no asignen presupuesto para la implementación y operación de la Política Municipal del VIH en el área de trabajo.

San Pedro Sula, Honduras

La discriminación y estigmatización continúan siendo comportamientos que juegan en contra de las personas que viven con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

Uno de los mayores retos a los que se enfrentan los pacientes es lograr la confianza de las empresas para que los contraten.

Según cifras de organizaciones del país que velan por los derechos humanos de las personas seropositivas, el 90% de ellas pese a que están en edad productiva, no tienen trabajo.

Joany García, coordinadora del Foro Nacional del Sida (Foro Sida), indicó que una de las acciones más discriminatoria por parte de las empresas es la prueba de sangre que aplican a sus colaboradores, la cual es totalmente arbitraria y vulnera los derechos de los pacientes con la enfermedad.

“Es prohibido que hagan esa prueba, ellos no dicen que es para ese fin, pero es un medio al que recurren para conocer la condición de salud de sus trabajadores”, refirió García.

Indicó que para contrarrestar esta situación crearon la Política Municipal de VIH en el área de trabajo, la cual ya fue aprobada, pero por la falta de presupuesto no se ha podido aplicar.

El documento será compartido con todas las empresas a fin de que conozcan la responsabilidad que tienen y para concienciar sobre la necesidad de incluir en sus equipo a personas con VIH, las cuales pueden desempeñarse en diferentes áreas laborales.

Alexander Leiva, director regional de la Secretaría de Trabajo, manifestó que es urgente que las empresas abran espacios para estas personas y otro grupos vulnerables, como los discapacitados y personas mayores de 30 años.

“Hay empresas que han sido multadas porque los empleados han venido aquí denunciando que tras conocer su estado fueron despedidos, eso no puede hacerse, necesitamos más apertura de su parte”, dijo Leiva.

Incidencia

Unos doce casos nuevos de VIH son diagnosticados cada mes en el hospital Mario Rivas, según autoridades del Servicio de Atención Integral (Sai).

El Sai de esta institución de salud es el que más casos de VIH atiende a nivel nacional, al dar tratamiento a más de 2,400 pacientes, que incluye niños y adultos.

Al finalizar el año esperan haber detectado unos 180 casos nuevos, cifra similar con la que cerraron en 2017.

Karen Erazo, jefa del Sai, destacó que gracias al programa de prevención de trasmisión de madre a hijo, los índices de infección vertical han disminuido considerablemente en todo el país.

Cifras de Salud señalan que, desde 1985, cuando se detectó el primer caso de sida en Honduras, hasta octubre de este año, el país registra más de 36,564 casos acumulados de la enfermedad, de los cuales 24,381 son casos de infección avanzada y 12,183 son asintomáticos.

Charles Parchment, especialista en infectología del hospital regional del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), indicó que actualmente la incidencia es mayor en jóvenes de entre 18 y 25 años, especialmente de la comunidad Lgbti.