Copyright (C) 2018 laprensa.hn La Prensa Mon, 02 Aug 2021 10:13:54 GMT LaPrensa RSS Feeds - Editorial ¡Va para largo!

El cuadro presentado recientemente por el presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) es para poner los pelos de punta, no pensar mucho, pero eso sí, seguir el camino, porque la supervivencia no debiera apuntalarse en políticos ni en otros agentes sociales, sino en uno mismo y en familia, el núcleo más fiel.

La economía, dale con la economía, intenta atraer y centrar las iniciativas, pero la realidad, esa que se teje con lágrimas, dolor y muerte, apunta con vigor nuevamente hacia la protección y defensa de la vida.

Claro que la mejoría en las actividades económicas no es la que todos queremos, pero los avances en la lucha contra el virus no son eficaces como todos deseamos e, incluso, el retroceso es tan evidente y palpable que, a diario, no salen las cuentas en los hospitales.

Se perdió mucho empleo.

Miles de familias resienten fuertemente la carencia de un ingreso fijo, pero más dolorosamente el ámbito familiar resiente el azote de la pandemia, que vuelve a golpear por la inconciencia de quienes creen estar inmunes, por la irresponsabilidad en el sector Salud y por lo que se nos viene, para lo cual no hay otra receta: cuídate porque esto va para largo.

Y no es que seamos tercermundistas, que tercamente lo somos, pero en Japón con Olimpiadas y todo las medidas de restricción son férreas, aunque no gusten a los deportistas.

En Europa, con la llegada del verano, se han disparado los casos y van cortando la cabuya para mitigar las consecuencias veraniegas y poder dar atención en hospitales.

Así es que alzar la voz y exigir aflojar la cuerda no es racional si no se acelera la vacunación y cada individuo se protege, ve en él posible fuente de contagio y en los demás un alto riesgo de transmisión del virus.

Estamos como estamos, peor.

Pero no caigamos en ese pesimismo aprovechado por políticos, al contrario, al mal tiempo buena cara, con creatividad, pese a las enormes carencias, a las que habrá que hacer frente porque la supervivencia lo exige hoy y a lo largo de la historia, que nos señala aquello de “adaptarse o perecer”, que no es lo mismo que conformarse o agachar la cabeza.

Sabio principio para el diario vivir.

Todo habrá de adaptarse y condicionarse a las nuevas exigencias, también la actividad proselitista, el gran monstruo de los próximos meses.

A la grave situación en salud y en economía podría sumarse en noviembre una crisis política que, como dicen en el pueblo, “ni Dios lo quiera”.

]]>
http://www.laprensa.hn/opinion/editorial/1482320-410/va-para-largo-honduras-opinion-columna /Opinion/Editorial/ 25492591@laprensa.hn Sun, 01 Aug 2021 18:30:36 GMT