Deliciosa lasaña sin horno

Las recetas de lasañas son platos muy completos, versátiles y llenos de nutrientes. Con solo unas láminas de pasta podemos crear muchas variaciones, rellenarlas de carne, pescados, mariscos o verduras, y bañarlas en una deliciosa salsa bechamel con tomate triturado.

SAN PEDRO SULA.

Ingredientes:
-6 laminas de lasaña
-500 gramos de carne picada mixta (pollo y ternera)
-300 gramos de tomate triturado o tamizado
-200 gramos de queso cheddar semicurado para rallar
-1 cebolla morada o la que quieras
-2 dientes de ajo
-1 cucharada postre de orégano y romero
-1 vaso pequeño de vino blanco
-1 lata pequeña de pimiento morrón
-1 brick de crema de nata o soja
-1 pellizco de ají molido (opcional) y sal al punto
-1 chorro de aceite de oliva

Preparación:
1.-Hidrata primero las placas de lasaña para que puedas continuar con el resto de los pasos. Revisa las indicaciones del fabricante.
2.-Pica la cebolla junto con el ajo y el pimiento morrón de manera que quede lo mas fino posible. Puedes usar una trituradora o picar a mano.
3.-Prepara una sartén honda o cazuela con un chorro de aceite de oliva, sofríe los ingredientes que habías triturado o picado, remueve y tenlos 1 minutos a fuego medio para que no se peguen.
4.-En este momento, añade las hierbas aromáticas y remueve para que se mezclen junto con el sofrito. Cocina al menos 2 minutos más, pero baja el fuego al mínimo. Transcurrido ese tiempo, agrega la carne picada para que se vaya cociendo y los sabores se integren.
5.-Deja cocer 4 minutos y, cuando la carne haya tomado color, agrega el vino y remueve. Deja cocer a fuego medio durante 1 minuto. Añade el tomate para que sofría por 5 minutos más y añade un punto de sal.
6.-Una vez hayas terminado de hacer la salsa que acompañará a esta deliciosa lasaña en sartén, aparta y reserva. Vuelve a poner la cazuela a calentar con unas gotitas de aceite de oliva y vierte unas cucharadas de la salsa de carne picada que tienes reservada. Pon una fina capa de salsa para evitar que las placas de pasta se peguen en el fondo de la cazuela.
7.-Deposita un par de láminas de pasta sobre la base de carne y vierte sobre ellas un chorrito de crema de soja o nata para cocinar. De este modo, ve formando todas las capas sin recargarlas demasiado.
8.-Agrega un par de cucharadas de carne picada a cada pieza de lasaña y queso rallado por encima. Vuelve a poner una lámina de lasaña y, así sucesivamente, la crema de soja, la carne picada y el queso. Culminarás con la tercera capa de lasaña, espolvorea queso por encima, tapa y deja cocinar a fuego mínimo durante 10 minutos.
9.-¡Listo! Puedes servir tu estupenda lasaña sin horno. Si la acompañas de una buena ensalada verde quedará mejor, muy jugosa y encantará a todos. Ya no hace falta un horno para poder disfrutar de una buena lasaña.

La Prensa