Deliciosa receta de papas gratinadas  

Las papas gratinadas al horno son un plato o acompañamiento muy interesante para comer con carne o pescado, y es que las patatas son unos de los productos más versátiles de la cocina, ya que se pueden preparar de mil maneras distintas.

SAN PEDRO SULA.

Ingredientes:
-6 papas medianas
-1 cucharadita de salsa de ajo
-3 cucharadas soperas de mantequilla sin sal
-1 lata de crema de leche o nata líquida
-6 cucharadas soperas de queso parmesano rallado
-1 pizca de sal
-1 pizca de pimienta

Preparación:
1.-Pon las patatas a hervir durante 15-20 minutos, o hasta que estén ligeramente blandas. Recuerda lavarlas antes. Cuando estén suaves, retíralas del fuego, escúrrelas y córtalas en rodajas. Para que se cuezan más rápido, te recomendamos que las cortes por la mitad.
2.-Engrasa con mantequilla un molde refractario mediano mientras se cocinan las papas. Aprovecha y unta también toda la base con un poco de salsa de ajo para que el plato de papas gratinadas coja un buen sabor. Reserva. Para hacer la salsa de ajo puedes seguir la receta de pasta de ajo o comprarla ya hecha en cualquier supermercado.
3.-Mezcla la mantequilla derretida con un poco de salsa de ajo. Puedes usar media cucharadita en este paso y media en el paso anterior, aunque la cantidad es al gusto. Reserva esta mantequilla de ajo y ya puedes precalentar el horno a 200 ºC.
4.-Prepara la crema para potenciar aún más la receta de papas gratinadas al horno. Para ello, sazona la crema de leche con sal y pimienta al gusto. Y si quieres hacer una crema de queso, añade dos cucharadas de queso crema.
5.-Monta las papas gratinadas. Para hacerlo correctamente, recupera el molde previamente engrasado y ve colocando los ingredientes pos capas. Empieza con una capa de rodajas de patata, un poco de mantequilla y otra de crema. Ve repitiendo el proceso hasta terminar con todos los ingredientes. El pastel de patatas gratinadas debe terminar con una capa de crema.
6.-Esparce el queso parmesano por toda la superficie y cocina las papas al horno hasta que se gratine el queso. Lo mejor es usar queso parmesano, pero puedes utilizar cualquier otro de tu preferencia, teniendo en cuenta que lo ideal es que sea un queso que se derrita al calor y que pueda formar una capa crujiente.
7.-Cuando veas una capa dorada, el gratén de patatas estará listo. Puedes servir estas deliciosas papas al horno gratinadas con un toque de perejil fresco y presentarlas como guarnición de otros platos como carne desmechada, magret de pato al horno o incluso el pavo relleno de Navidad. Además, es una opción ideal para los más pequeños de la casa por su suave sabor, les encantará... ¡Buen provecho!

La Prensa