¿Qué es la violencia patrimonial y dónde denunciarla en Honduras?

LA PRENSA Premium conversó con algunas expertas en la temática, quienes catalogaron la violencia económica como una de las más usadas en Honduras

Foto: Foto: La Prensa

La violencia patrimonial se manifiesta, por ejemplo, en el control de ingresos, limitación de oportunidades laborales, despojo de bienes muebles e inmuebles, entre otros.

mar 2 de abril de 2024

2 min. de lectura

TEGUCIGALPA. La violencia patrimonial ha sido tradicionalmente una de las formas más insidiosas y menos visibilizadas de abuso contra las mujeres, según expertos.

La ley define a esta violencia como “todo acto u omisión que implica pérdida, transformación, negación, sustracción, destrucción, retención de objetos, documentos personales, bienes muebles e inmuebles, valores, derechos o recursos económicos destinados a satisfacer las necesidades de la mujer o del grupo familiar, incluyendo el menoscabo, reducción o negación que afecten los ingresos de la mujer o del cumplimiento de obligaciones alimentarias”.

LA PRENSA Premium conversó con Lara Bohórquez, coordinadora de la Unidad de Investigación del Centro de Derechos de Mujeres (CDM), quien explicó que la violencia económica o patrimonial tiene que ver, por ejemplo, “con que una pareja no te deje trabajar, que una pareja no te esté dando la parte que se necesita para los cuidados del hogar o los cuidados de los niños”

De acuerdo a registros del Ministerio Público, en 2022 se recibieron 805 denuncias de violencia doméstica patrimonial, mientras que en 2023 la cifra disminuyó a 784, reporta el Centro de Derechos de Mujeres (CDM). Por su parte, de 2024, todavía no hay estadísticas.

Aunque las cifras proporcionan una idea de la magnitud del problema, solo reflejan una fracción de los casos, ya que muchos no son denunciados por ser un fenómeno que ha arrastrado muchos años en la sociedad.

“Hay mucha violencia patrimonial bien silenciosa que es referente a, por ejemplo, que una persona no conciba que tienes que usar productos de higiene menstrual, por ejemplo, y se te prohiba utilizar ese dinero para eso, por ejemplo, que es una muestra muy fuerte de la condición de ser mujer”, expresó Bohórquez, quien considera este tipo de violencia como uno de los más usados en el país.

Además, amplió que “en otros aspectos, ya sea para tu desarrollo propio, es decir, si uno quiere tener un ejercicio de autoestima o etcétera, que esta persona te invalida o te hace todo lo posible para que vos no accedes a eso, entonces eso también es concebido como violencia patrimonial”.

Por su parte, la abogada feminista Alexa Maradiaga explicó que la falta de denuncias y la ausencia de una sistematización de la información dificultan la comprensión completa de la magnitud del problema. Además, señala la necesidad de que el Estado asuma un rol proactivo en la prevención y respuesta a la violencia doméstica, en lugar de delegar estas responsabilidades principalmente a organizaciones de la sociedad civil.

Uno de los principales desafíos en la lucha contra la violencia patrimonial es la normalización social de la dependencia económica de las mujeres, así como la invisibilización de esta forma de abuso.

Para combatirla, es crucial educar y concienciar sobre sus manifestaciones y efectos. Además, las mujeres deben empoderarse económicamente, buscando oportunidades laborales y formación que les permitan ser autosuficientes, coincidieron ambas expertas.

$!El Ministerio Público (MP) recibió un total de 805 denuncias de violencia doméstica patrimonial en 2022 y 784 en 2023.

¿Dónde denunciar?

Según la Ley Contra la Violencia Doméstica en Honduras, existen varias formas de presentar una denuncia. Si usted está siendo víctima de violencia doméstica, tiene el derecho y la capacidad de denunciarlo ante el Ministerio Público.

Asimismo, si conoce a algún miembro de su familia que está sufriendo violencia doméstica, puede presentar una denuncia en su nombre.

Los funcionarios o profesionales que mantengan contacto con la persona afectada o su familia tienen la obligación de denunciar cualquier caso que conozcan en el ejercicio de sus funciones.

Además, existen instituciones gubernamentales (como Ciudad Mujer) y organizaciones no gubernamentales (Centro de Derechos de Mujeres) dedicadas a proteger los derechos de las mujeres y abordar problemas familiares y de derechos humanos en general; puede recurrir a ellas para buscar ayuda.

Igualmente, en las oficinas del Comisionado Nacional de Derechos Humanos (Conadeh) bajo cualquier situación, aunque haya o no denunciado previamente ante una institución pública.

Finalmente, si tiene conocimiento de un caso de violencia doméstica, puede presentar una denuncia al MP, incluso si no está directamente relacionado con la víctima. En San Pedro Sula también existe el Centro Integrado Expedito de Justicia Interinstitucional (CEIN).