07/05/2022
12:01 AM

Más noticias

Honduras comienza a aplicar test rápidos para COVID-19

Se prioriza la zona norte, foco de los contagios, informó el comisionado presidencial.Test rápidos permitirán detectar a pacientes asintomáticos.

TEGUCIGALPA.

En una nueva estrategia para frenar el sistemático avance de los contagios de coronavirus en Honduras, la Secretaría de Salud y el Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager) ya comenzaron a aplicar en los test o pruebas rápidas para detectar tempranamente el Covid-19 en aquellas personas asíntomáticas que no saben que han sido infectadas o que portan la enfermedad.

La utilización de test rápidos de detección del COVID-19 ofrece la posibilidad de aumentar las capacidades diagnósticas del Sistema de Salud. Estas pruebas también permiten obtener resultados en 15 minutos y tienen un formato fácil de utilizar por parte del personal sanitario, ya que se parece a una prueba de embarazo.

250
mil test rápidos estarán llegando en los próximos días al país para acelerar la detección del coronavirus.
Lo anterior supone un cambio en la forma en la que se ha venido abordando y diagnosticando esta virulenta enfermedad en las últimas cuatro semanas, y con esto el Gobierno busca atacar los contagios desde las mismas comunidades que son los principales focos de infectación, especialmente en el norte del país.

Prioridad zona norte

Para abordar esta nueva fase de la estrategia, el Poder Ejecutivo designó al canciller Lisandro Rosales como nuevo comisionado presidencial para el COVID-19, quien gozará de amplias facultades y poderes para el manejo de la crisis originada por la pandemia.

Consultado por LA PRENSA, Rosales informó que en esta nueva etapa de aplicación de los test rápidos se dará especial prioridad a la zona norte y el valle de Sula, adonde se concentran los decesos y la mayoría de pacientes positivos y activos.

27
mil pruebas fueron donadas a Honduras por el BCIE esta semana para aplicarlas en las zonas más afectadas con COVID-19.
Explicó que se tomará la experiencia positiva que han tenido otros países, como Corea del Sur, en el combate al COVID-19. En ese sentido, detalló que las pruebas rápidas permitirán medir de mejor forma el nivel de contagio, y de acuerdo con eso continuar o adoptar nuevas medidas para disminuir la propagación del virus. Con base en lo anterior, lo primero que se hizo fue asignar al personal de la Secretaría de Salud con el perfil correcto para que haga las pruebas en los sitios adonde se presentaron los mayores brotes.

“Haremos pruebas en todo el país, pero en este momento la zona norte es prioridad por el alto porcentaje de contagios. Es importante separar a las personas contagiadas del resto, sin estigmatizarlas, porque cualquiera de nosotros puede llegar a esa situación. Es preciso entender que en este momento todos debemos apoyarnos y seguir con las medidas de protección, quedarse en casa, lavado de manos y usar mascarillas que son vitales”, enfatizó.

Los infectólogos predicen que en esta cuarta fase habrá un repunte de los casos de infección si no se endurecen las medidas de confinamiento.
Rosales agregó que se está avanzado en el equipamiento de locales para atender a personas contagiadas en el caso que los centros hospitalarios se saturen.

“Ningún país estaba preparado para esto, y nos toca actuar sobre la marcha, el Gobierno haciendo su parte y los ciudadanos siguiendo las medidas de protección para disminuir el contagio. Hacerle frente a esta pandemia es responsabilidad de todos”, concluyó.

Diógenes Chávez, subdirector de la Región Departamental de Salud de Cortés, informó que desde ayer comenzaron a practicarse la pruebas rápidas en Villanueva, Pimienta y San Manuel.

Focos de contagio

Tito Alvarado, médico infectólogo, confirmó que ya se comenzaron a aplicar algunas pruebas rápidas en Villanueva, Cortés; posteriormente se pasará a otras comunidades del país que reportan un alto nivel de contagios. Dijo que la Secretaría de Salud ha declarado la etapa cuatro de la pandemia porque se han detectado bastantes casos o focos de transmisión comunitaria en San Pedro Sula y Villanueva, Cortés; Tegucigalpa, Trujillo y Santa Fé, Colón.

“Estos son focos fuertes que están transmitiendo de persona a persona sin salir del país, eso no ocurría y era muy limitado; pero ahora está totalmente distribuido, y es por eso la OPS ha salido a pedir que todo mundo use mascarilla porque la transmisión es terrible y el virus está en todos lados”, dijo.

Estimó que andan más de 300 casos positivos que no han sido detectados y que multiplicados por tres o cuatro contactos arroja cerca de mil subregistros con COVID-19. Indicó que ante este panorama deben comenzarse a aplicar las pruebas rápidas para detectar a los enfermos asintomáticos y no esperar a que tenga síntomas para aislarlos. Informó que Salud comenzará a partir de hoy la aplicación de las pruebas rápidas en los principales focos de contagios en la zona norte y las colonias de la parte norte de la capital.

ONU envía a Honduras kits para trabajadores de salud

TEGUCIGALPA. Naciones Unidas distribuyó desde su centro de acopio en Panamá ocho toneladas de material médico para luchar contra la pandemia de la COVID-19 en países de América Latina y el Caribe, entre ellos Ecuador, informó este martes una de sus agencias.

“Llevamos varias semanas trabajando con la Organización Panamericana de la Salud enviando equipos de protección personal para la lucha contra el coronavirus en toda América Latina y el Caribe. Llevamos 25 países y más de 40 envíos”, dijo a la AFP Francisco Quesada, gerente del depósito humanitario. “La COVID-19 es una emergencia de salud que exige una respuesta global, siendo Panamá el centro de operaciones para América Latina y el Caribe”, indicó Miguel Barreto, director regional del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Los países beneficiados son República Dominicana, Perú, Barbados, Ecuador, Venezuela, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Haití, Paraguay, Bahamas, Belice, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, El Salvador, Guyana, Jamaica, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay Y Venezuela.Los kits para combatir la COVID-19 incluyen materiales para los trabajadores de la salud como mascarillas, guantes, batas, gafas y desinfectantes. También se han despachado tiendas multiusos a diferentes países, según el comunicado.

El Centro Logístico Regional de Asistencia Humanitaria, instalado en la antigua base militar estadounidense de Howard, al oeste de la capital, ocupa 6.12 hectáreas. Desde este centro, en 2019 se despacharon 301 toneladas de equipo implementos médicos a la región, entre ellos tiendas, oficinas prefabricadas, vehículos, purificadores de agua y medicinas. Esta semana el

Banco centroamericano de Desarrollo Económico (BCIE) donó a Honduras y otros países de la región más de 182,000 pruebas rápidas para detectar COVID-19.

1