Tres escuelas de San Pedro Sula vuelven a clases el 16 de agosto

Las instituciones autorizadas para la modalidad semipresencial o híbrida son la Internacional Sampedrana, Santa María del Valle y Happy Days and Freedom.

Un equipo técnico de Sinager evaluó cada una de las instituciones aprobadas para el regreso a la semipresencialidad.
Un equipo técnico de Sinager evaluó cada una de las instituciones aprobadas para el regreso a la semipresencialidad.

SAN PEDRO SULA

Cerca de año y medio ha trascurrido desde que el Gobierno de Honduras decidió cerrar todas sus instituciones educativas a consecuencia de la aparición de los primeros dos casos de covid-19 diagnosticados en el país a principios de marzo de 2020.

Este tiempo ha servido para que los centros de enseñanza no gubernamentales pudieran prepararse para cuando los estudiantes tuvieran que regresar a las aulas, lo cual finalmente será una realidad el próximo 16 de agosto en San Pedro Sula y otros 153 municipios.

Así fue anunciado el miércoles en la noche a través de una cadena nacional por Arnaldo Bueso, ministro de Educación, quien indicó que el retorno a clases será voluntario y escalonado, atendiendo todas las medidas sanitarias establecidas por las autoridades de Salud y del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), para no poner en peligro el bienestar de los integrantes de la comunidad educativa.

En la Capital Industrial únicamente fueron autorizados tres centros educativos que a consideración de las autoridades cuentan con las condiciones y normas requeridas para volver bajo una modalidad semipresencial o híbrida: la Escuela Internacional Sampedrana (EIS), la Santa María del Valle y Happy Days and Freedom, todas con sistema bilingüe anglosajón.

San Pero Sula cuenta con unas 40 escuelas privadas bilingües; sin embargo, la gran mayoría no cumple hasta el momento con los lineamientos y recursos tecnológicos para las clases semipresenciales, por lo que deberán continuar atendiendo de forma virtual.

retornoclases(800x600)

Listos para arrancar

Wendy Hall, rectora y fundadora de la escuela Santa María del Valle, consideró la reapertura de clases como una necesidad imperante para Honduras, pues es uno de los últimos países en abrir el sistema educativo en Latinoamérica y el único que aún no lo ha hecho en Centroamérica.

Afirmó que su escuela está preparada para arrancar actividades académicas bajo los protocolos de bioseguridad dictados por las autoridades y con todas las herramientas tecnológicas para recibir a los alumnos que decidan continuar con su formación dentro de las aulas.

Explicó que los espacios para los diferentes niveles ofrecidos en la institución contarán con gel desinfectante, termómetros digitales que tomarán la temperatura durante la entrada y salida de los estudiantes, maestros y personal administrativo. Además, cada aula dispone de un monitor en el que los profesores podrán observar a los estudiantes que reciban las clases en línea y una cámara que dará seguimiento a sus movimientos para que quienes estén desde casa no pierdan detalles de las lecciones que se impartan.

km-apertura-300721 (6)(800x600)
El regreso a las aulas de clases será, según las autoridades educativas, devoluntario y escalonado.

También reforzaron la clínica del centro con un médico y enfermera que constantemente aplicarán pruebas tanto al cuerpo docente como a los educandos, y trabajan en la construcción de cinco aulas más.

“Ante todo podemos garantizar que es un retorno seguro a clases y voluntario, las escuelas estamos preparadas desde hace un año trabajando con la Secretaría de Salud y Educación y todas sus unidades de epidemiología”, aseguró Hall.

Carlos Flores, coordinador de protocolos de bioseguridad de la Happy Days and Fredoom, señaló que han capacitado a todo el recurso humano para reincorporarse a las funciones académicas el próximo mes, al tiempo que resaltó que cuentan con una certificación en bioseguridad que los acredita para ser incluidos en esta primera fase de la reanudación de clases. Enfatizó que las aulas estarán con un número reducido de estudiantes, divididos en diferentes horarios a fin de crear burbujas sociales que contengan la propagación del coronavirus.

km-apertura-300721 (1)(800x600)
Gel desinfectante, termómetros , señalización, separación de escritorios y clínicas son solo algunas de las acciones implementadas por los centros educativos para garantizar áreas seguras y libres de coronavirus.

La Inter

Gina Rietti de Larach, rectora de la Escuela Internacional Sampedrana, expresó que la inversión hecha por la institución en equipo tecnológico ronda los nueve millones de lempiras, fondos destinados a la compra de cámaras, monitores, material de higiene y protección y contratación de personal médico.

Rietti explicó que con el regreso a las aulas buscarán trabajar en la salud física y emocional de los estudiantes, la cual con la pandemia se ha visto gravemente afectada.

“Debe haber un desarrollo neurológico porque está comprobado que los niños aprenden jugando y tocando, todas las teorías de educación se basan en que los alumnos aprenden interactuando con el ambiente”, agregó la rectora.

Para saber
Los municipios de Cortés autorizados a iniciar clases son Choloma, Villanueva, San Manuel, Omoa, Pimienta y Santa Cruz de Yojoa.

Escuelas pueden hacer petición

Milton Ayala, director departamental de Educación de Cortés, informó que en San Pedro Sula ningún centro educativo gubernamental está autorizado para clases semipresenciales; pero refirió que las instituciones privadas que deseen presentar una solicitud pueden hacerla llegar a su dependencia para que los equipos técnicos hagan una inspección en el establecimiento.

Seskia Caraccioli, miembro de la Asociación Noroccidental de Escuelas Privadas Bilingües y directora del Liceo Militar, dijo que actualmente afinan detalles para ser otro de los centros a los que se les permita volver de manera semipresencial.

“Cada escuela o colegio debe saber cuál es su capacidad y trabajar su plan de acuerdo con esos factores”, comentó Caraccioli.

La Prensa