Siglo 21 y pago de tasa, salvación vial de San Pedro Sula

LA PRENSA conversa con expertos que en 2013 propusieron la construcción de 45 proyectos para contrarrestar el atraso que existía.

Los expertos consideran que obras como el Paso Merendón, aunque estéticamente se ve bien, no es de utilidad en este momento porque hay sitios donde se necesita inversión con más urgencia. Otros puentes construidos sí han ayudado. Fotos La Prensa, Yoseph Amaya.
Los expertos consideran que obras como el Paso Merendón, aunque estéticamente se ve bien, no es de utilidad en este momento porque hay sitios donde se necesita inversión con más urgencia. Otros puentes construidos sí han ayudado. Fotos La Prensa, Yoseph Amaya.

SAN PEDRO SULA.

En 2013, San Pedro Sula tenía un desfase de 30 años en materia de infraestructura. Necesitaba 45 obras para estar al día, y hoy ocho años después, con menos del 50% de los proyectos que urgía, sigue en deuda.

Pero, indiscutiblemente, hay un avance y este lo ha conseguido, remarcan los expertos, gracias a la alianza público-privada San Pedro Sula Siglo 21.

Dicha alianza es financiada con recursos de la contribución vehicular que hacen miles de sampedranos y que ha servido para ejecutar las principales obras levantadas en los bulevares.

Datos
1,600 millones de lempiras eran para obras este año, pero se redestinaron para atender las emergencias causadas por las tormentas Eta y Iota.
13 obras de las 24 que establecen en el contrato de APP han sido construidas hasta la fecha.

El Gobierno también ha apoyado la ciudad con la terminación del segundo anillo periférico y la construcción del bulevar de Armenta, que conecta el bulevar del norte con el circuito norte.

Del resto de proyectos se ha encargado la Municipalidad; aunque en sectores como Chamelecón, Rivera Hernández y Los Cármenes resienten vivir todavía entre el polvo y el lodo.

Los intercambiadores, pasos a desnivel, ampliaciones de bulevares, el único puente peatonal reconstruido y transformaciones como la de la 33 calle se han ejecutado gracias a la contribución de los sampedranos.

Estas obras han permitido el despegue de la Capital Industrial de Honduras. En ese lapso, la Municipalidad ha invertido L6,089.5 millones y ha ejecutado menos obras de gran magnitud que Siglo 21, cuya inversión es cercana a los L1,500 millones.

Segundo plano
La inversión en infraestructura pasó a segundo plano por los desastres ocasionados por el covid-19 y los huracanes Eta y Iota. Este año, la atención se centrará en salud, en continuar asistiendo a los sampedranos contra la pandemia. En 2020 hubo poca inversión; sin embargo, la alcaldía dice que fue el año que más ejecutó obras y en el que se destinó más dinero entre 2014 y 2020.

Desglose

El alcalde sampedrano, Armando Calidonio, dijo en el cabildo abierto digital de este año que desde 2014 a 2020 se ha hecho una inversión de 7,951 millones de lempiras en las tres modalidades: alianza público-privada, Gobierno y la alcaldía. En aquella oportunidad, Calidonio expuso que “2020 ha sido un año muy duro, de muchos retos, pero el de mayor inversión entre el período 2014-2020 con 1,053 millones”.

Antecedente

En 2013, San Pedro Sula era una ciudad asfixiada por los embotellamientos viales. Conducir por los bulevares era una pesadilla. Para remediar esta situación, un grupo de expertos, representantes de la sociedad civil y de diversos gremios organizaron y llevaron a cabo un foro vial, denominado Por una circulación dinámica.

Hay que dar prioridad a la rehabilitación y reconstrucción de los proyectos.

Ramón Medina, exgerente de Obras Municipales.

En dicho foro se identificaron los problemas más urgentes que padecía San Pedro Sula en esos momentos en materia de movilidad vial, recomendando un nuevo Plan Maestro de Desarrollo Municipal, y además propusieron opciones de financiamiento para ejecutar las obras, como alianzas estratégicas o alianzas público-privadas, que al final fue la que se implementó.

Ocho años después, LA PRENSA volvió a conversar con los profesionales que tuvieron esa visión y que hoy rinde frutos.

Rubén Lozano, expresidente del Colegio de Ingenieros Civiles y exgerente de Obras Públicas de la Municipalidad de SPS, expresa que en los últimos años se han ejecutado bastantes obras en relación con el retraso que había.

Hemos avanzado, pero estamos claros que se necesita más. La APP ha dado resultado.

Freddy Fugón, exgerente de Obras Municipales.

“Se identificaron 45 obras para poner al día a SPS, y un buen grupo de proyectos se ha levantado a través de la alianza público-privada Siglo 21. También se han hecho obras municipales, como puentes a desnivel en la segunda calle que han descongestionado el tráfico, pero todavía hacen falta para estar al día”, dice.

A su juicio, esos proyectos pendientes deben estar contenidos dentro del Plan Maestro, aunque se hayan identificado antes; pero lastimosamente, como no se conoce el plan, es difícil opinar. Para el expresidente del Colegio de Ingenieros Civiles Martín Mayorquín, es claro que “la ciudad no ha avanzado, lo que ha hecho es actualizarse poco a poco porque viene de un rezago de más de 20 años. Estamos lejos de estar al día”, dice.

Explicó que “para ponerse al día en 2013 faltaban 45 obras, de las cuales Siglo 21 construye 16. Hay que desarrollar las faltantes. Se han construido otras que no estaban en el listado y que no eran prioridad”. Uno de los beneficios de las obras actuales es que quien las construyó también está a cargo del mantenimiento y ornato de esos proyectos para que no ocurra lo que pasa con el segundo anillo o con esa carretera entre San Pedro Sula y Ticamaya.

bulevar de san pedro sual(800x600)
Otros puentes construidos sí han ayudado.

Aportes

El presidente regional del Colegio de Ingenieros, César García, considera que readecuar la deuda municipal fue un problema inicial que repercutió en los avances en infraestructura.

“Se ha logrado ir saliendo y tenemos la APP Siglo 21 que ha desarrollado proyectos que están dando el beneficio esperado”.

Sin embargo, García considera que “Eta y Iota vinieron a dejar en evidencia la vulnerabilidad de la ciudad y que se necesitan obras de inversión en varios sectores”.

El presidente de los arquitectos, Josué Castro, señala que las obras que se construyen son importantes, pero no son la solución definitiva, debido al problema de cuello de botella que se dará en los años cuando el parque vehicular sea mayor.

Además considera que el impacto vial debió ser más abierto extendiéndose más allá de las intersecciones.

“En los pasos vehiculares debe haber cabida para el peatón, para el bus BRT, y para los ciclistas”, puntualizó Castro.

LC obrassps 170221(800x600)
La Prensa