Puerto Cortés recoge 6,300 kilos de desechos médicos en tres meses

El hospital, los centros de salud y hogares con pacientes con covid deben entregar la basura en bolsas rojas.

Puerto Cortés, Honduras.

Más de 6,300 kilos de guantes, mascarillas, batas médicas y otros desechos usados durante la pandemia ha recogido la Municipalidad de Puerto Cortés para evitar la propagación del covid-19 y la contaminación del mar.

Tres veces a la semana, un camión de la empresa Desechos Especializados de Honduras (Desechos) visita las viviendas de personas que padecen covid-19 para retirar bolsas rojas que contienen mascarillas, guantes y artículos de bioseguridad.

Los camiones retiran los desechos en el hospital, centros de salud públicos y centros de triaje que luego la empresa Desechos incinera.

La Municipalidad, dirigida por Allan Ramos, contrató a esa compañía especializada en transportar e incinerar desechos peligrosos en vista de que el municipio carecía de una unidad capaz de deshacerse de manera segura de esos residuos.

Kay Bodden, coordinadora del Comité de Emergencia Municipal (Codem), le informó a LA PRENSA que la empresa ha recolectado más de 6,300 kilos en tres meses.

“Como municipio tomamos la decisión al inicio de la emergencia. La empresa está operando desde marzo. Nosotros hicimos las investigaciones y gestiones en la primera y segunda semana. Ya estamos en julio y mantenemos el servicio para la seguridad de las personas”, dijo.

Según la funcionaria, la Municipalidad tomó la decisión de contratar una empresa porque la Secretaría de Salud nunca ha pagado los servicios de tratamiento de residuos hospitalarios del sector público.

Los hospitales y clínicas privadas de Puerto Cortés, por leyes municipales, contratan empresas especializadas para deshacerse de toda la basura médica.

Bodden, quien es también jefa de la División Municipal Ambiental, dijo que “hasta ahora no han llegado al mar desechos de San Pedro Sula por medio del río Chamelecón”. Explicó que tampoco han encontrado mascarillas y guantes dispersos en las calles que pudieran contaminar el mar a través de las corrientes de agua. La Municipalidad estableció protocolos para que las personas realicen una adecuada recolección de los desechos en bolsas rojas.

La Prensa