Tela lucha contra el plástico y la tala

En cabildo abierto, las autoridades teleñas presentaron los planes para convertirse en ciudad verde.Monocultivos en zonas núcleos, el mayor problema.

La deforestación en los bajos de Icaque, parte del parque nacional Punta Izopo. Fotos: Melvin Cubas
La deforestación en los bajos de Icaque, parte del parque nacional Punta Izopo. Fotos: Melvin Cubas

TELA, ATLÁNTIDA.

Uno de los destinos turísticos por excelencia y refugio de la bioversidad mundial avanza hacia la transformación de municipio verde.

En el cabildo abierto celebrado anteayer, autoridades municipales, empresarios y ambientalistas anunciaron la serie de medidas encaminadas a convertir a Tela en una ciudad verde.

Según explicaron funcionarios de la alcaldía, el impacto previsto del proyecto es un mejoramiento de las políticas ambientales, que a su vez permitirá apoyo nacional e internacional y la consolidación de turismo consciente con el ambiente.

Además
- Las zonas núcleos son las porciones del territorio con un grado mayor de conservación. Ahí existen ecosistemas de amplia biodiversidad y viven especies de flora y fauna.
- Las zonas de amortiguamiento son los sitios que rodean y protegen a las zonas núcleos donde se dan condiciones favorables para las actividades de investigación aplicada.

“Un municipio verde facilita la generación de normativa ambiental, como también un fortalecimiento del conocimiento de los funcionarios municipales de los derechos involucrados con el medio ambiente”, dijo Gloria Zelaya, vicealcaldesa de Tela.

Para lograr tal objetivo, la alcaldía acordó una ordenanza de restringir el plástico de un solo uso, prohibición de térmicas, hidroeléctricas y regulación de minería, plan de recuperación de pesca y su reglamento, ordenanza para prohibir la venta de huevos de tortuga y ordenanza de veda forestal comercial.

“Nos hemos dado cuenta que nuestras playas están infestadas de plásticos y microplásticos, y queremos hacer un alto. No es fácil decirle a la gente que vamos a dejar de utilizar bolsas, pajillas o vasitos, no lo vamos a cambiar al día siguiente, pero se debe empezar”, comentó Francois Ligeard, regidor teleño.

En 2019, los tres municipios de Islas de la Bahía (Roatán, Utila y Guanaja), prohibieron la venta y la distribución de plásticos de un solo uso. Para este año, otra veintena de ciudades, entre ellas Puerto Cortés, Omoa, Santa Cruz de Yojoa y Gracias, han iniciado sus propias gestiones.

fr-tela-090220 (1)(800x600)
Como parte de las acciones hacia un municipio verde, Autoridades lanzarán una plataforma web con información ambiental.

“La parte turística no se puede desligar de la ambiental, porque si no va a fracasar. ¿De qué nos sirve un mar sin peces, una laguna sin manglares o un parque sin bosques”, reflexionó Ligeard.

Más allá de los esfuerzos, el plástico no es el único enemigo de la biodiversidad de Tela.Las cuatro reservas biológicas están amenazadas por la expansión progresiva de cultivos agrícolas, que al estar en zonas núcleo y amortiguamiento de áreas protegidas son ilegales.

Ante ese panorama, la Corporación Municipal de Tela identificó durante el cabildo abierto los desafíos que enfrenta para convertirse en ciudad verde.

Algunos de ellos están enfocadas en la creación de un sistema de denuncias contra delitos ambientales, como tala ilegal, sobre explotación de la pesca, caza, incendios en humedales y forestales, malas prácticas agrícolas y ganaderas.

Asimismo, la asignación de un fiscal exclusivo para la parte ambiental y motivar a las autoridades competentes a dar seguimiento y emisión de sentencias a dictámenes presentados por delitos ambientales.

Como parte de las acciones propusieron el establecimiento de un destacamento de la Fuerza Naval en el municipio para que preste protección a los recursos naturales y marítimos, así como seguridad a la población.

Acciones

La alcaldía de Tela consideró fundamental ejecutar medidas concretas para la eliminación del monocultivo de palma en zonas núcleos de áreas protegidas y franjas de protección de las cuencas de los ríos.

Durante cuatro años, LA PRENSA ha constatado en diferentes reportajes la expansión de palma en el Jeannette Kawas y Punta Izopo, dos de los diez sitios de Honduras que han sido designados como Humedales de Importancia Internacional (Sitios Ramsar) por ser cuna de la biodiversidad biológica.

“Estamos trabajando y hemos avanzado en un censo en el que quizá tenemos identificada a la mayoría de los productores, sobre todo esos que están en zonas muy sensibles, y lo que se está buscando ahora es trabajar en un proceso de organizarlos, capacitarlos y en algunos casos extremos de reubicarlos para mitigar los impactos que la actividad está teniendo en esos lugares específicos”, dijo Héctor Castro, directivo de la Asociación Industrial de Productores de Aceite de Honduras (Aipah).

TelahondurasS(800x600)

Un paso considerable hacia la reducción de impactos ambientales de la industria ha derivado de la participación de empresas palmeras en el proyecto regional De la cuenca al arrecife.

La iniciativa es liderada por la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (SE CCAD), órgano ambiental del Sistema de la Integración Centroamericana (Sica), con el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, y en compañía del Fondo Mundial para la Naturales (WWF).

Más desafíos

Según la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), el parque nacional Punta Izopo ha ido teniendo pérdidas de cobertura vegetal a lo largo de varios años despuntando a partir de 2014, cuando se observaron pérdidas de más 650 hectáreas en los últimos 13 años y una pérdida neta aproximada de 820 hectáreas en los últimos 17 años.

En el Jeannette Kawas, el avance de la frontera agrícola es considerado una amenaza de alto impacto que afecta a manglares, humedales costeros de agua dulce y a los jaguares por la reducción de su hábitat.

Esto último, principalmente a causa de la expansión del monocultivo de la palma.Sobre ello, según un análisis por técnicos de parque, los problemas específicos están en la invasión de tierras para la siembra ilegal, otorgamientos de títulos de propiedad “de forma dudosa”, falta de ordenamiento territorial en el parque y alrededores, y la quema y siembra clandestina de palma, sumado a la propagación intensa de la planta.

“Los parques tienen mucha importancia y no solo para los teleños, sino para Mesoamérica. Si cortamos el bosque y el humedal, todas esas acciones están llegando al mar”, explicó Nelbin Bustamante, técnico de la Fundación para la Protección de Lancetilla, Punta Sal y Texiguat (Prolansate), en Tela.

Entre sus muchos servicios ecosistémicos, los humedales ofrecen una protección contra las inundaciones, los ciclones tropicales y los huracanes.

En un artículo, Martha Rojas-Urrego, secretaria general de la Convención de Ramsar Sobre los Humedales, dijo que estas zonas bien gestionadas hacen que las comunidades sean resilientes en caso de meteorología extrema.

3 claves de Tela:

1

Municipio

Tiene una extensión territorial aproximada de 1,196 kilómetros cuadrados, está conformado por 76 aldeas y 290 caseríos registrados en el Censo Nacional de Población y Vivienda de 2018 elaborado por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

2

Estadísticas

La población es de 103,392 personas, la cual está compuesta por 50,745 hombres y 52,647 mujeres. Con una población en el área urbana de 53,919 personas y en el área rural de 49,473 personas, de ellas, el 38% de dedica a la agricultura, ganadería y pesca.

3

Actividades económicaS

Del total de establecimientos económicos de este municipio, el 55.6% pertenece al sector comercio al por mayor y al por menor, según datos recabados por el Instituto Nacional de Estadísticas.


La Prensa