El drama de los desempleados:desvelo, lluvia, frío y decepción

Centenares de pobladores madrugan y hasta pasan la noche afuera de los portones de las maquilas con la esperanza de obtener un empleo.

VER MÁS FOTOS
Las empresas del sector maquilador pagan anualmente en concepto de salarios y compensaciones sociales más de L34,592 millones.
Las empresas del sector maquilador pagan anualmente en concepto de salarios y compensaciones sociales más de L34,592 millones.

SAN PEDRO SULA.

La lluvia, el frío y el sueño no impidieron que Karla Barahona llegara antes de las 4:00 de la mañana al parque industrial Zip San José en busca de una oportunidad laboral.

Barahona, de 25 años, lleva más de cinco meses en busca de trabajo y aspira a convertirse en uno de los 169,000 hondureños que trabajan en la maquila.

Aunque este rubro atraviesa por un gran momento, debido a un robusto repunte en las exportaciones en 2019, superior al 13%, no se da abasto para emplear a miles de aspirantes.

Con el pasar de los días, la desesperación de Barahona aumenta, porque es madre soltera y no tiene apoyo de ningún familiar.

Aunque la joven llegó en horas de la madrugada al parque industrial, localizado en el segundo anillo de San Pedro Sula, ya había un grupo de personas esperando también por una entrevista.

15
mil puestos de trabajo. La maquila anunció en 2019 la generación de 15,000 nuevos empleos para los primeros meses de este año, con una inversión de $410 millones (más de L10,168 millones). Este es uno de los sectores que más va a crecer en el país

A diario y sin tener la certeza de que serán seleccionados, centenares de ciudadanos se amontonan afuera de los portones de las maquilas sampedranas, cholomeñas y de Villanueva esperando lograr un empleo.

Algunos arriban por la noche, se sientan o acuestan en el suelo esperando que llegue la mañana y ser de los primeros en entregar sus cédulas.

Con el pasar de las horas se van sumando más aspirantes al grupo, unos con la experiencia de haber llegado antes y no haber sido seleccionados, pero que siguen intentándolo, y otros que desconocen cuál es el proceso, y solo saben que deben esperar junto a los demás.

Por lo general, un representante de la maquila se acerca al portón y pide 25, 30 o 50 cédulas, dependiendo del número de personas que requieren en ese momento. Los que están en las primeras filas son los beneficiados, aunque algunas veces otros que llegaron más tarde se logran “colar” y ser seleccionados, lo cual decepciona, aún más, a los que madrugaron.

kb-maquila4-090120(800x600)
Desde antes de las cuatro de la mañana, a los vendedores ya les hacen compañía decenas de desempleados, que se van amontonando con la cédula lista para cuando algún encargado de Zip San José la solicite.

“A veces vienen como 400 personas y ese día no están haciendo entrevistas o solo están contratando a 25”, expresó Karen Meza, de 28 años, quien es madre de una niña.

Meza es originaria de Siguatepeque, pero reside en Lomas del Carmen en San Pedro Sula. No consigue empleo permanente desde 2015. Ha logrado subsistir con trabajos temporales y el apoyo de una tía, ya que es madre soltera.

Ese día, Meza tampoco tuvo suerte y regresó a su casa con la tristeza de seguir desempleada.

En San Pedro Sula, hay más de 106 maquilas, en Choloma 86 y en Villanueva 43 que tienen a miles de personas empleadas y que constantemente requieren más personal.

Es por eso que decenas de desempleados ven los parques industriales como una primera opción, además, que para puestos operarios y técnicos no necesitan estudios superiores.

En Honduras, la población económicamente activa es de 4,336,977 personas, la tasa de desempleo abierto es del 5.6% y la tasa de subempleo visible es de 14.24%. Sin embargo, miles emigran por falta de empleo.

El 24.3% de los jóvenes entre 12 a 30 años no estudia ni trabaja, según indicadores del Instituto Nacional de Estadística (INE).

zc-maquila4-100120(800x600)
Muchos ya saben que las plazas son pocas y hay que luchar por quedar entre los seleccionados. Otros desconocen el proceso.

Más testimonios. “Tengo tres días de andar buscando trabajo, ya fui a Zip Calpules, ayer vine aquí (Zip San José) y hoy vengo otra vez”, dijo Mary Rosales (19 años).

Rosales y una amiga llegaron a las 4:00 de la mañana desde Dos Caminos, Villanueva.

“Necesito sacar adelante a mi hija de dos años. Vengo temprano, porque si venimos más tarde se acumula más gente y ya no nos queda cupo a nosotras”, expresó.

Rosales fue una de los 25 elegidos ese día para una entrevista.

El drama del desempleo no cesa y ahora el turno es de Katy Cruz. Fue despedida de la empresa en donde se desempeñaba como asesora de ventas.

“Me dijeron que estaban contratando personal, llegué a las 4:00 de la mañana, pero no tuve suerte. Estábamos en la fila, pero muchos que vinieron por último se metieron al frente y les pidieron la cédula”, lamentó Cruz, quien tiene 18 años y la meta de seguir estudiando en la universidad.

La esperanza

La empresa Gildan cuenta con operaciones dentro del parque industrial, ubicado en el segundo anillo y es uno de los reclutadores más grandes. Cuenta con su principal centro de manufactura en Honduras e inició operaciones en 1997 con una planta de costura.

Sin embargo, con el pasar de los años, Gildan se ha expandido y ha abierto plantas para la producción de prendas deportivas, calcetines y ropa interior.

Actualmente, cuenta con más de 26,000 colaboradores.

Paola Villanueva, gerente de Comunicaciones de esta empresa, declaró que el enfoque de Gildan para este año es solidificar en el corto plazo las operaciones en el área textil en diferentes áreas técnicas en las que laboran mecánicos, técnicos en tejido textil, electromecánicos, soldadores, operadores de montacarga y otros puestos especializados.

“La compañía comparte sus vacantes a través de las redes sociales -Gildan Reclutamiento (en Facebook)- y desarrolla diferentes ferias de empleo en las comunidades aledañas en búsqueda de personal calificado”, apuntó Villanueva.

La bolsa de empleo

En el edificio Plaza, del barrio Barandillas, funciona la Bolsa de Empleo de la Secretaría de Trabajo que presta el servicio a más de 5,000 empresas de la zona norte y a más de 200 personas diarias de forma gratuita.

Jissel Rivera, oficial de Colocación, informó que esta semana ingresaron al sistema unas 50 plazas del sector maquilador y para la otra semana se prevén 100 más. En promedio, semanalmente de 100 a 150 vacantes de las maquilas maneja la Secretaría de Trabajo.

“Esta semana que viene, tres maquilas van a reclutar a cien personas, entre operarios, mecánicos, auditores, instructores y supervisores”, adelantó.

kb-maquila3-090120(800x600)
La tristeza, decepción y angustia se reflejan en los rostros de los buscadores de empleo.

Rivera apuntó que la destreza y rapidez de los buscadores de empleo es muy importante.“Pueden abocarse a las maquilas o con nosotros. 2019 en la maquila fue bastante bueno en comparación con 2018”, enfatizó.

La maquila cerró 2019 con más de 168,839 puestos de trabajo.

Tesla Callejas, directora de Comunicaciones de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), indicó que el sector textil-maquilador se ha diversificado con el pasar de los años, lo que ha provocado que se genere más empleo.

La AHM está integrada por más de 300 empresas, de Honduras son 134 empresas, de Estados Unidos 86 y de Canadá 14, entre otros países.