Más noticias

Identifique los síntomas del vaginismo

Es una disfunción sexual que puede alterar la vida íntima de la mujer

El vaginismo es una disfunción sexual caracterizada por un espasmo involuntario de la musculatura que rodea la vagina al intentar el coito y que imposibilita la penetración. Este padecimiento afecta a muchas mujeres ya sea en la adolescencia o en la adultez.

Según el psicoterapeuta en parejas Antonio Escobar, existen diversas causas psicológicas que pueden producir el desarrollo de esta condición.

Entre ellas se encuentra la ansiedad anticipatoria a la penetración, una educación sexual escasa, haber tenido experiencias sexuales negativas en el pasado, haber sido víctima de violación o abuso sexual, miedo al sexo, miedo al embarazo, sufrir de depresión e incluso una situación de pareja conflictiva.

El impacto de esta enfermedad es grave. “Puede ocasionar choques emocionales como la frustración, culpabilidad, depresión, ansiedad, baja autoestima e incluso evitar el contacto sexual con la pareja”, señala el experto.

En una relación de pareja existen diversas formas en la cual se pueden apoyar y tomar en consideración al momento de afrontar una situación donde la mujer sufre de vaginismo. Para Escobar lo primordial es que haya comprensión departe del novio o esposo y que además escuche a su pareja.


“Que comprenda la situación por la que está pasando e intente ser una fuente de ayuda es indispensable”, mencionó. Se recomienda no presionar, exigir o forzar a la pareja a tener relaciones sexuales. Esto no ayuda y puede agravar la situación. Es aconsejable, al momento de tener sexo, también armarse de mucha paciencia.

Brindar apoyo y seguridad puede ser una fuente de ayuda increíble para la mujer. Igualmente, no apresurar la situación y asegurarse que sus necesidades,así como su excitación sexual son importantes, ayudan a que la severidad de la condición disminuya.

Consejos del experto
“Es recomendable que la pareja esté abierta a participar en un proceso de terapia de pareja. Este tipo de terapia puede tener un enfoque orientado a la salud sexual de ambos con el fin de que puedan disfrutar responsablemente de su vida sexual y aminorar los causantes negativos que perjudican en ese momento su intimidad sexual”, Antonio Escobar, Psicoterapeuta de parejas, celular 9930-0953.


Tipos de vaginismo

Primario. Es aquel en el que la mujer no ha podido tener un coito. Las mujeres con esta condición no soportan la penetración de ningún objeto en su vagina, incluso los ginecológicos.

Secundario. En este sentido, la mujer sí ha tenido coitos en el pasado, pero a partir de un tiempo se ve truncada la penetración.

Global. Es el que se produce en cualquier situación, con cualquier pareja y con cualquier objeto.

Selectivo. En este, la mujer puede mantener la penetración con una pareja, pero no con otra.