Más noticias

Amor y estudios, sí se puede

Para lograr el equilibrio perfecto se requiere que la pareja de enamorados tenga sus metas muy claras

Enamorarse es un acto involuntario, en especial cuando dos personas llevan tiempo conviviendo. Esto es natural entre compañeros de estudios. Los padres son los que se preocupan, ya que temen un bajo rendimiento académico, pero si la pareja es lo suficientemente madura puede perfectamente sostener un noviazgo sin sacrificar sus estudios.

“Como todo en la vida, se requiere de compromisos y responsabilidades para lograr el equilibrio con éxito”, asegura el psicoterapeuta de parejas Antonio Escobar.

Otro aspecto importante es dedicar tiempo a su pareja, sin entorpecer sus estudios; le ayudará a mantener estabilidad. Por una parte, estudiar requiere de tiempo para asistir a clases, hacer trabajos, crear presentaciones, prepararse para los exámenes y mucho más. Y si de amor se trata, una relación sentimental precisa de tiempo y espacio para disfrutar en pareja.

La comunicación eficiente promueve la comprensión mutua y, en ese sentido, se evitan malos entendidos. También “platicar sobre la situación académica, las demandas y las necesidades de cada uno es importante”.

La comprensión ayuda a que cada uno considere el punto de vista del otro y entienda la situación. “Esto estimula la empatía para ser pacientes en los momentos que se requiera”.

Con flexibilidad, ambos podrán aprovechar el tiempo que tengan libre para estar juntos y compartir de forma productiva. “Estudiar juntos, colaborar en trabajos y tareas, además de planificar tiempo en pareja, les ayudará a tomar con calma las tempestades”.

“Los jóvenes que apenas comienzan un nuevo ciclo estudiantil deben comprender que el apoyo mutuo y el trabajo en equipo los llevarán más rápido y de forma más efectiva al cumplimiento de sus objetivos. Asimismo, hay que tener en cuenta que, a la larga, los beneficios serán para ambos, siempre y cuando se contemple compartir una vida juntos. Por tanto, si la pareja tiene claro hacia dónde va su relación, podrá comprometerse en obtener los resultados más pronto”.

Recomendaciones

1. Prioricen. Como todo en la vida, cuando se combina el estudio con el romance se deben establecer algunas prioridades.

2. Organícense. Establezcan una agenda para cumplir con sus compromisos con efectividad. Dedicar los fines de semana a su pareja luego de una larga jornada de estudios será como un escape para disfrutar su relación sin contratiempos.

3. Proyéctense. Deben entender que, para tener un estilo de vida estable económicamente, deben prepararse profesionalmente, así que no se apresuren y sigan con sus metas.

4. Amor propio. Tengan presente que el amor propio siempre es lo más importante a la hora de mantener una relación. Tanto valor tienen sus metas como las de su pareja.

5.¿No comparten sus metas? Si sientes que tu pareja no comparte tus objetivos es mejor seguir adelante. Administra tu tiempo, considera que tendrás que dividir el tiempo y utilizarlo de la manera que mejor te convenga.