Más noticias

Conozca los efectos del ser perfeccionista en una relación

Las personas perfeccionistas no se imaginan los efectos nocivos que tiene esta conducta en su relación

Para contener la conducta perfeccionista, el experto recomienda buscar ayuda especializada.
Para contener la conducta perfeccionista, el experto recomienda buscar ayuda especializada.

La perfección en el matrimonio se vive como una postura idealista que involucra altas expectativas o un comportamiento elevado y probablemente hasta egocéntrico de una o ambas partes dentro de la relación.

Para el experto en parejas Antonio Escobar, la meta obsesiva del perfeccionista se centra en que la pareja piense y actúe de determinada forma cumpliendo con sus lineamientos y competencias. Pero... ¿qué consecuencias conlleva este comportamiento dentro de la pareja?

Caos sentimental. El perfeccionista convierte su relación en un marco de exigencias que a cuentagotas termina por ocasionar un caos en la relación. Las insistentes correcciones sobre el comportamiento de su pareja terminan por enfriar el romanticismo y poco a poco termina en separación.

En el plano sexual. Las exigencias del perfeccionista incluso se manifiestan en el plano sexual, llegando a demandar o establecer parámetros y horarios para mantener encuentros sexuales que a su parecer son “más efectivos”.

Su postura frente a otros. Por lo general, el perfeccionista muestra su imposición hacia su pareja aun frente a otras personas sin importar el qué dirán, dejando así en ridículo a su cónyuge. “Esta actitud puede tener un efecto negativo a la pareja y ejercer presión innecesaria”.

Si no se cumplen sus órdenes. Cuando nada de lo que el perfeccionista planea sale como esperaba, la frustración es notable. Esto da a lugar discusiones desmedidas que subiendo de tono pueden tornarse en comportamientos violentos contra su pareja.

Para Escobar, “esos conflictos en la pareja en algunos casos pueden llevar incluso al divorcio o rupturas temporales o definitivas”.

¿Cómo evitar el perfeccionismo? No se debe negar que hacer las cosas bien es importante; sin embargo, en la pareja vale más el hecho de que se hagan las cosas de la forma en la que se hagan.

Perfección vs. excelencia. La excelencia va más allá del perfeccionismo, y es a lo que se debe apuntar dentro de la relación.

Flexibilidad. Vivir de forma más flexible te permitirá a ti y a tu pareja disfrutar sin tantas exigencias.

Reduce tu perfeccionismo. Valora en qué áreas necesitas ser flexible y aplica estrategias que te generen buenos resultados.


Otras recomendaciones
1. Es importante comunicarse con la pareja sobre la presión que generan algunas situaciones dentro de la relación. Cualquier sentimiento de incomodidad debe ser expresado y discutido.

2. Ambos cónyuges deben comprender que en la relación muchas veces es más importante que haya un ambiente de armonía, a que todo salga a la perfección a base de discusiones innecesarias.

3. La comunicación afectiva es la mejor manera de resolver las diferencias de opinión y criterios entre las parejas. Conductas obstinadas solo conducen a la agresión verbal y degradación.