Más noticias

Ideas para reanimar el erotismo en pareja

“El deseo no desaparece, solo se esconde”, dice la autora del libro Sexo para ser feliz

La disritmia sexual no solo altera el erotismo, sino también la dinámica de pareja, pues perjudica la convivencia diaria.<br/>
La disritmia sexual no solo altera el erotismo, sino también la dinámica de pareja, pues perjudica la convivencia diaria.

Durante los primeros años de noviazgo, las relaciones sexuales entre las parejas son fuertes y frecuentes, pero con el paso del tiempo la relación se apacigua y la pasión se calma, dos factores que contribuyen a la aparición de la rutina.

Según Silvia C.Carpallo, autora del libro “Sexo para ser feliz”, “el deseo no desaparece, solo se esconde”.

Para la sexóloga, “el problema de muchas personas es tener una idea muy romántica del sexo porque hace que pensemos que esas ganas tienen que estar ahí toda la vida, aunque evolucionemos como personas o las circunstancias de nuestra vida cambien”.

Tener una buena relación sexual con nuestra pareja “es algo fundamental”, no solo por las necesidades físicas y emocionales del ser humano, sino porque el apego físico “es uno de los pilares de la relación”, explica Carpallo.

Disfrutar la vida sexual, cultivar la relación y salir de la rutina son tres factores que si logran llevarse a cabo, la satisfacción plena en pareja puede conseguirse. A continuación, proponemos algunas ideas para escapar de la monotonía:

1. El uso de juguetes eróticos. Están pensados para que puedan utilizarse en diferentes partes de la anatomía, cuyo objetivo es poder hacer más rica la experiencia estimulando otras zonas, para facilitar el orgasmo.

2. Juego de roles. Aunque haya una compenetración plena en la pareja, hay algo que no cambia: somos siempre los mismos, por ello la idea de interpretar un personaje e imaginarse otra personalidad traen un aire fresco a los encuentros sexuales. Silvia C. Carpallo no solo propone inspirarse en algún personaje de ficción para realizar un juego de roles, sino que “si por norma general una de las personas es más activa que la otra, se puede intentar cambiar los papeles en la cama, quién tiene la iniciativa o quién propone juegos nuevos”.

3. Innovación. Si se tiene curiosidad y se quiere innovar y vivir una experiencia nueva y divertida, también existe la opción de ir a un hotel con ese tipo de oferta sexual, establecimientos que han ambientado sus habitaciones con un mobiliario que invita a cumplir fantasías.

El primer paso para disfrutar de la sexualidad es sentirnos bien con nosotros mismos; la solución no solo pasa por evitar los conflictos, sino también por aportar viveza a la relación.

Hay diversos planes que pueden ayudar a desconectar de forma conjunta que también avivan la llama de la relación, como hacer una escapada de fin de semana, probar restaurantes nuevos, hacer deporte o ver una serie o película en común juntos.

Observaciones:
Sacar tiempo y ganas para volver a reencontrarse, jugar, probar cosas nuevas, sentirse el uno al otro y experimentar diversas formas de placer quizá sea lo mejor que les ha pasado nunca.

Tener intimidad en cualquier lugar del hogar es también una idea que la escritora propone para salirse de lo convencional y experimentar nuevas sensaciones.

Negociar: no se trata de que quien no apetece un encuentro sexual acepte tenerlo cuando no tiene ganas, la idea es que la pareja acuerde una mediación para acordar los encuentros cada 4 días.