Más noticias

Los beneficios de la gimnasia erótica

Sexólogo explica los ejercicios que pueden mejorar la vida sexual de la pareja e incluso controlar la eyaculación precoz masculina

Hernández describe tres tipos de ejercicios que se pueden realizar para disfrutar los encuentros íntimos.<br/>
Hernández describe tres tipos de ejercicios que se pueden realizar para disfrutar los encuentros íntimos.

Aprender a realizar ejercicios genitales, de respiración y sensibilización aporta beneficios a la salud, y un mayor placer en los encuentros sexuales, señala Juan Carlos Hernández, educador en sexualidad humanista del Instituto OIKOS Centro Integral.

"En general, músculo que no se usa, se atrofia. La vagina es un músculo voluntario y pocas mujeres saben que lo pueden mover".

Cuando llegue la menopausia, las mujeres pueden experimentar menos problemas de resequedad vaginal si durante su vida ejercitan los músculos de la vagina, afirma.

Otro beneficio es la posibilidad de aumentar el placer durante las relaciones sexuales.
A los hombres, indica, los ejercicios genitales les permiten mantener la erección y controlar la eyaculación.

El sexólogo agrega que aprender nuevas formas de disfrutar el erotismo sirve para tener encuentros sexuales conscientes, lo que implica practicar un sexo informado, consensuado y seguro.

"La mayoría de las veces creemos que todo en lo sexual debe ser involuntario e inconsciente, que debe ser espontáneo, y no. Tomar conciencia de cada fase de mi excitación y de la que voy provocando en la persona con la que estoy es sexo consciente y placentero", indica.
Hernández describe tres tipos de ejercicios que se pueden realizar para disfrutar los encuentros íntimos.

Contracción
Los hombres y las mujeres pueden contraer los músculos genitales. El ejercicio es simple, consiste en apretar los músculos de la vagina o del órgano sexual masculino.

Para comenzar a practicarlo e identificar el movimiento que debe hacerse, recomienda hacer cortes de orina voluntariamente.

"A la hora que está saliendo más fuerte el chorro, tú lo suspendes con tus músculos voluntariamente, lo sueltas y vuelves a apretar", describe.

Recomienda realizar 3 series de 10 apretones cada una, 3 veces al día para mantener en condiciones óptimas los músculos genitales.

Si los hombres lo practican, asegura, al trabajar con los mismos esfínteres de la eyaculación, podrán aprender a controlar o retrasar el orgasmo. A las mujeres, indica, el sólo movimiento les genera placer.

Sensibilización
Parte fundamental del erotismo son las caricias, pero no todos saben acariciar, sostiene el psicólogo."Se nos enseña a pegar o a palpar, pero no a hacer una caricia".

Para sensibilizar al tacto y brindar sensualidad, Hernández recomienda realizar con la pareja masajes eróticos.

Se debe acariciar de las extremidades a las partes centrales del cuerpo, con dulzura y ligereza, describe, para no generar ningún daño muscular.

"Empiezas de las piernas y vas hacia los genitales. Vienes de los brazos y vas hacia los genitales. Vienes de la cabeza y vas así, y todo se concentra entre pechos y genitales".

Respiración
Inhalar profundamente y exhalar con calma, mientras la persona recibe caricias, permite estimular y aumentar el grado de excitación, menciona el sexólogo.

Aconseja inhalar el aire al tiempo que se infla la panza y los talones pegan en una almohada, con movimientos ligeros de arriba hacia abajo. "Esto va ayudando a movilizar la energía sexual, precisamente", asegura.