Más noticias

El amor sí ayuda, pero no baja kilos   

Aumentar tu vida sexual puede ayudarte a mejorar tu condición física, siempre y cuando se complemente con una serie de hábitos saludables para bajar de peso

Existe la creencia de que la actividad sexual aporta beneficios similares a los que proporciona el deporte, y es cierto: se liberan endorfinas, disminuye el estrés y mejora la condición física... pero no sustituye al ejercicio.

Aunque durante el sexo se utilizan distintos músculos del cuerpo y se acelera el ritmo cardiaco, la realidad es que se pueden quemar alrededor de 4 calorías por minuto, estima Eusebio Rubio, presidente de la Asociación Mexicana para la Salud Sexual.

Si la actividad sexual no es intensa o duradera, su efecto sólo puede ser equivalente a la energía que se gasta al limpiar unas ventanas o un hogar,
"Los cardiólogos lo han medido. Si no, todo el mundo estaría de maravilla", afirma el experto.

Subir escaleras durante un minuto, por ejemplo, ayuda a quemar de 5 a 10 calorías.
Lo que sí se puede aprovechar son los beneficios físicos y psicológicos que aporta y con esa motivación, realizar otra actividad física con la que puedan mantener un peso ideal, agrega.

Aumentar tu vida sexual puede ayudarte a mejorar tu condición física, siempre y cuando se complemente con una serie de hábitos saludables para bajar de peso o con un ejercicio cardiovascular que te ayude a estar en forma, agrega la sexóloga Yao Peña.

La sexóloga agregó que las relaciones íntimas ayudan también a mejorar la circulación sanguínea de todo el cuerpo.

El sexo, sostiene, sí puede ayudarle a complementar un ejercicio cardiovascular de manera divertida y en su cama.

La especialista detalla que algunas posiciones sexuales brindan más beneficios físicos.

En la posición conocida como "El misionero", sostiene, se trabajan los músculos de los glúteos, la cadera y, en el caso de los hombres, los brazos.

Cuando la mujer está arriba del hombre y le da la espalda, indica, puede trabajar el abdomen, las piernas y caderas.

En una posición sexual de pie, con el hombre cargando a la mujer, se pueden quemar 60 calorías y los brazos de él serán los que más trabajo hagan. Sin embargo, recomienda tener cuidado al intentar practicar nuevas posturas sexuales y no forzarte a realizar algunas que parezcan muy complicadas, a fin de evitar que se lastimen.