Más noticias

“Hasta que el Whatsapp los separe...”

Esta aplicación se le señala como la culpable de divorcios. Lo más sencillo es echarle la culpa a una apps que la persona asuma la responsabilidad de sus actos

Reconocer el problema es el primer paso, cambiar el hábito es el reto
Reconocer el problema es el primer paso, cambiar el hábito es el reto

Sostener una relación de pareja en estos tiempos no tiene precedentes. Las redes sociales han venido a revolucionar no solo el mundo de la comunicación, también el de las relaciones de pareja.

Así como también han venido a enlazar a unos tienen el poder de separar a otros. Un “me gusta” o el comentario a una fotografía puede desencadenar una terrible escena de celos.

Hombres y mujeres viven pendientes de su celular, revisando perfiles, leyendo noticias o chateando. Los que viven en pareja han experimentado en algún momento las miradas inquisidoras de su cónyugue por dedicarle tanto tiempo al aparato. Por eso Whatsapp es una de las aplicaciones que más problemas le ha causado a matrimonios o noviazgo en el mundo.

Las capturas de pantalla de conversaciones entre grupos de amigas o las discusiones sobre “¿con quién chateas tanto?, son las causas frecuentes de pleitos hasta rupturas.

Pero diversos especialistas han analizado la situación y todos eximen de culpa al doble “check” de Whatsaap.

Tampoco tiene la culpa de esa obsesión con terminar esa conversación que no debería de estar produciéndose. Sin embargo, y aunque parezca mentira, el tiempo que dedicamos a comunicarnos a través de esta plataforma termina por agotar la paciencia del otro 50% de la pareja, lo que genera una separación, traumática en muchos casos”, afirma Alejandro López, de prnoticias.com quien ahondó sobre este fenómeno con la especialista en parejas, Paula Borrego Iglesias.

El problema se genera, según la experta, en el momento en el que le quitamos tiempo a nuestra relación de pareja por estar chateando a diario. Esto se traduce, como comenta Paula Borrego Iglesias en una: “pérdida de atención sobre lo que está pasando en ese momento con nuestra pareja. Nos fijamos en otras personas que están en otro lado y no disfrutamos del aquí y el ahora”.

Otro hecho alarmante son los malentendidos que generan este tipo de herramientas de comunicación como Whatsapp. Todo, por carecer: “De lenguaje no verbal. Esto da pie a múltiples interpretaciones”.

Pero los pleitos no solo llegan cuando están juntos, también a distancia. También es habitual ver como una discusión nace de la demora a la hora de responder un mensaje: “El hecho de no contestar inmediatamente a los mensajes a tu pareja provoca inquietud en el emisor del mensaje, que puede interpretar que algo malo puede estar pasando”.

Para tomar en cuenta
- El origen real del problema
No debemos olvidar que Whatsaap no se trata nada más que de un medio de comunicación. El funcionamiento de la pareja depende de múltiples factores, algunos de una complejidad mayor que una aplicación móvil.

- Consecuencias
Hay que dejar claro que el mal uso de estas redes sociales no tiene consecuencias positivas. Si no se tiene prudencia con su uso, le puede robar mucho tiempo a una persona y, por tanto, alejarlo de su pareja o familia.


- Asuman su responsabilidad
Cuando una pareja ya tiene problemas previos de convivencia, por celos, descuidos o desamor, la ruptura es inminente. No cabe buscar culpables y menos a una aplicación o red social, que solo sirve de válvula de escape más.