Más noticias

Las personas que se quejan todo el tiempo nos roban energía

La ciencia confirma esta teoría. Es necesario tomar acciones cuando de nuestra pareja se trata

El vivir rodeados de personas que se quejan todo el tiempo nos roban la energía. Estudios recientes sobre el tema han coincidido que estar en contacto con una persona negativa por más de 30 minutos provoca que las neuronas del hipocampo cerebral se despeguen y es, precisamente esta parte del cerebro la que se necesita para resolver los problemas, por eso sentimos que nada tiene solución.

Y como no merecemos vivir en un ambiente tóxico, lo mejor es mantenerse a distancia de este tipo de personas, siempre y cuando se pueda. Resulta que muchas veces se trata de familiares o compañeros de trabajo y no podemos evadirnos como quisiéramos.

Expertos del sitio gutenberg.rocks compaten los siguientes consejos para que sepas qué debes hacer si a tienes a tu lado a una persona negativa:

1. Toma distancia: Es necesario que tomes distancia y mantengas a las personas negativas lo más lejos posible.¿El motivo?, estas personas tienen ese don de convertir un día normal en uno terrible.

2. Establece límites: Con calma, respeto y equilibrio es necesario poner límites a las personas que con algunas de sus afirmaciones siempre intentan hacer daño.

3. Exije una solución: Por cada mínimo problema, esta persona hará una tormenta en un vaso de agua. Por ello, lo mejor que puedes hacer es pedirle una solución al respecto. Decirles que deben arreglar ese problema para que así, en vez de estar quejándose todo el tiempo, busquen por sí mismos una forma de solucionar lo que tanto les aqueja. Esto aplica en especialmente si la persona quejumbrosa es la esposa o el marido.

4. Demuéstrale que el problema es suyo, no tuyo: Detrás de una persona negativa siempre encontrarás derrota y escaso valor por disfrutar de las cosas positivas de la vida. Cuando haga comentarios negativos comienza a sonreír y le comentas que, a veces, “solo las personas positivas consiguen cosas y aprecian la vida”.

5. Respira: Para que la energía negativa no llegue a tu cuerpo inhala profundo y exhala todo ese sentimiento tóxico. Con el oxígeno circulando por tu cuerpo comenzarás a producir endorfinas y por ende, felicidad.

6. Usa técnicas mentales: En el primer punto te recomendábamos que evitaras a la gente negativa, pero si en un momento te encontró distraída y no pudiste huir no queda más que usar técnicas mentales para bloquearlas y así salvar tus neuronas.

7. Observa tus pensamientos: Trata de observar tu comportamiento y lo que piensas a lo largo del día para mantenerte positiva. Al igual que la actitud negativa, la positiva también es pegajosa. Trata de acercarte a personas que tengan estas características y tómate el tiempo de observar las cosas buenas que te rodean: lee, escucha música alegre y toma distancia de las personas negativas.