25/06/2022
12:18 AM

Más noticias

Zona norte

    Mientras el Gobierno promociona los resultados de sus primeros cien días en el poder, el sector productivo de la zona norte ha hecho un repaso de las grandes y graves preocupaciones que siguen vigentes porque son temas que no se resolvieron en la pasada administración y no visualizan, hasta ahora, cómo los van a atajar los nuevos funcionarios.

    En esta región esperan, por ejemplo, las inversiones en las obras de protección contra inundaciones; las políticas públicas que permitan la generación de empleo y que la reforma energética efectivamente sirva al desarrollo. Además, el apoyo a la pequeña empresa y afianzar la confianza y seguridad jurídica para atraer la inversión nacional y extranjera que necesita el país.

    Como hemos insistido desde esta columna, impulsar la construcción de las represas El Tablón en el río Chamelecón y Jicatuyo y Los Llanitos, en el río Ulúa, debe ser una de las prioridades porque persiste la amenaza de inundaciones en el valle de Sula.

    Hay que construir obras de protección adicionales y reforzar bordos para garantizar la vida de sus habitantes y evitar mayores pérdidas sociales, económicas y ambientales. Los alcaldes del valle acaban de hacer un dramático llamado al Gobierno y a entidades internacionales para la ejecución de suficientes obras de mitigación

    .La generación de empleo, por supuesto, figura entre las prioridades de la región, sobretodo cuando se derogó la Ley de Empleo por Hora que ayudaba a jóvenes y a sus familias.

    “Esperamos se adopten decisiones urgentes e importantes para reactivar sectores productivos, fomentar inversión y generación de empleos”, declaró Mateo Yibrín, presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep).

    El alto precio de la energía, otro tema pendiente, es un factor que afecta directamente a la producción, encarece la factura de los consumidores y resta competitividad.

    La micro y pequeña empresa está esperando que se apliquen políticas y leyes favorables que les beneficien con exenciones fiscales, facilitar trámites y apoyo financiero, considerando su aporte en la creación de trabajo. Claro que celebran la iniciativa del Gobierno para que las nuevas no paguen el 100% de los impuestos durante los primeros tres años y solo el 50% durante los dos años posteriores. Pero no es suficiente.

    “Esta región es vital por la cantidad de producción y la aportación al PIB; no debe ser descuidada”, como lo ha recordado el presidente de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), Eduardo Facussé, que se suma a todos los sectores para pedir al Gobierno más presencia en la zona norte y atender sus prioridades.