Cooperación Española

Recientemente nos referíamos a aquellas voces, calificadas de esperanzadoras, clamando por la vuelta al campo, a la naturaleza, a la existencia racional, de auténtica razón, en el marco del desarrollo sostenible en el área vital de la agricultura para dar respuesta a las necesidades de alimento hoy y, sobre todo, a las generaciones venideras cuyos recursos estamos consumiendo desenfrenada e irresponsablemente hoy.

LA PRENSA dedicó un trabajo periodístico detallado y en fuentes fidedignas al gran motor de la economía y sostenedor de nuestras vidas, “la esperanza está en el campo”. Así lo ha entendido desde hace años la Cooperación Española, cuyos funcionarios han anunciado que se fortalecerá la ayuda y, como en ocasiones anteriores, se enfocará en una zona determinada con asistencia tecnológica y disponibilidad crediticia para la producción agrícola.

La respuesta a la emergencia epidemiológica está sustentada en el desarrollo sostenible con el objetivo de satisfacer las necesidades alimenticias, gran desafío en los próximos, y utilizar los medios de producción no agresivos a los recursos naturales con protección del medio ambiente.

En concreto, la cooperación, cifrada en 35 millones de dólares, está dirigida a familias campesinas en la zona del corredor seco con la visión puesta en el desarrollo rural y la productividad en Honduras, según la explicación proporcionada por el embajador de España en nuestro país, Guillermo Kirkpatrick. En el ambiente mundial los desafíos descomunales.

Primero, proporcionar alimentos a una población en acelerado aumento con crítica conciencia de que lo natural con ninguno o el menor número de elementos artificiales es sinónimo de salud y fortaleza orgánica. Pero también para una efectiva reducción de la pobreza hay que fortalecer y potenciar la producción agrícola. Para completar esta visión es necesario una gestión racional de los recursos naturales con especial atención al uso del agua mediante planes de regadío.

El diplomático hispano señaló tres prioridades, con respuesta urgente, en la Cooperación Española: apoyo a los organismos sanitarios en la emergencia sanitaria. La seguridad alimentaria y acceso al agua guían la segunda prioridad del programa que tiene como gran respaldo la tercera con el objetivo de recuperar el sistema socioeconómico para proteger el empleo y asegurar ingresos a las familias. Esta ayuda viene a ratificar el compromiso de España en Honduras, un país prioritario durante más de 30 años para la cooperación hispana de la que hay que alejar intereses ajenos y extraños para que la ayuda llegue directamente a los hondureños más necesitados.