Más noticias

¡Alerta!

Trabajo temporal en la Unión Americana es la propuesta que ha generado esperanzas en miles de hondureños tras la primera etapa del proceso, pero, así como se ha abierto ya un segundo paso, también ha sonado la alarma, pues pululan estafadores que se presentan como agentes para asegurar y agilizar los trámites en la representación diplomática con promesa de visa y trabajo en el país del norte.

Bien saben los delincuentes cómo manipular las necesidades de los hondureños y sus ansias por conseguir trabajo, por ello es necesario que el Gobierno, personal diplomático norteamericano y organizaciones de trabajadores integren un solo frente para combatir a los falsos e innecesarios intermediarios, conocidos popularmente como coyotes.

Pero regresemos al contenido de la noticia positiva proporcionada por la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social, especificando que se ha iniciado la segunda fase del programa, fundamental en el éxito del proyecto, puesto que se trata de identificar no ya oportunidades de trabajo, sino empresas concretas con las cuales se logren acuerdos para proporcionar empleo como puerta abierta para solicitud y obtención de la Visa H2, permiso para ingresar y trabajar un tiempo limitado en Estados Unidos.

Tres son las áreas de mayores posibilidades: el campo, cruceros y construcción, para las cuales los hondureños están capacitados, sabedores de que los inmigrantes llenarán esas vacantes que, en el campo laboral, rehúyen los nacionales. Esto no significa que sean explotados, violados los derechos laborales e incumplido el contrato que respalda su estancia legal por el período acordado.

Un excelente desempeño que satisfaga a los empleadores multiplicará las oportunidades para quienes son contratados por primera vez y para quienes aspiren a trabajar, no a lo que salga, sino a lo acordado, lo cual proporciona seguridad en ingresos según las condiciones establecidas.

La segunda parte del programa se irá desarrollando la próxima semana con visita a centros de trabajo, en los cuales se concretarán las posibilidades, altas dice el sector oficial, de suscribir acuerdos para incorporar legalmente a hondureños, los primeros 3,100 han sido preseleccionados, a las tareas agrícolas y de servicio en navíos.

Pero eso sí, ya se desplazan con sagacidad los coyotes que no tienen “arte ni parte” en este proceso, por lo que habrá que seguir insistiendo para que no se aprovechen de incautos, listos para ser víctimas de la estafa.