Más noticias

Un niño, tres sabios, una estrella

Contrario a Honduras, en donde la fiesta de la Epifanía es bastante discreta o circunscrita a los ambientes religiosos, la llamada popularmente Día de Reyes o de los Reyes Magos, es una celebración tan importante como la Navidad en la mayoría de los países de raigambre cristiana. Incluso, cuando no cae en domingo, como en esta ocasión, el seis de enero suele ser feriado nacional y uno de los días del año que los más jovencitos esperan con especial ilusión, porque en la Nochebuena todos reciben regalos, pero el Día de Reyes solo los reciben los niños y acostumbran ser de mayor volumen, dimensión o precio que los anteriores.

¿Y qué se celebra en esta fecha? Se conmemora la manifestación del Redentor, aún niño, al mundo entero representado en tres sabios que, llegados de Oriente: la Península Arábiga y el norte de África, muy posiblemente, han descifrado en un fenómeno celeste el anuncio del nacimiento de Jesús en Palestina, se han puesto en marcha y se han presentado en Jerusalén preguntando el sitio exacto en que se ha realizado aquel prodigio. La palabra epifanía es de raíz griega y significa, precisamente, manifestación.

La riqueza de tradiciones ligadas a esta celebración es notable. Para el caso: en la céntrica Alameda de la Ciudad de México, en la que abundan puestos con personas disfrazadas de Santa Claus desde que comienza diciembre, y a donde los niños acuden a tomarse una foto con el mencionado personaje, ya desde el día veinticinco es sustituido por tres individuos disfrazados de Melchor, Gaspar y Baltazar, los nombres que los evangelios apócrifos han dado a aquellos sabios. El Evangelio no dice que fueran tres, pero al señalar tres ofrendas se ha pensado que ese podría ser su número. En toda la nación mexicana, además, hoy se parte la rosca de reyes, algo que no falta en ningún hogar de este país y que es símbolo de la culminación del tiempo de Navidad.

En Madrid y otras ciudades españolas, todo el mundo espera la cabalgata de los Reyes. En la capital, debido al tamaño de la ciudad y a lo arraigado de la tradición, hay más de una docena de ellas, aunque la más importante recorre parte del Paseo de la Castellana y rodea la fuente de la famosa Cibeles.

En el estado libre asociado de Puerto Rico es, sin duda, la celebración más importante del tiempo de Navidad, es, por supuesto, feriado en la isla y un tiempo en familia que esperan chicos y grandes.

Un niño, tres sabios, una estrella que paraliza naciones enteras. Naciones que desde su fe esperan tiempos mejores. Que así sea.