30/09/2022
06:36 PM

Más noticias

Tarifas diferenciadas de energía

El consumo de energía tiene gran variación en un ciclo de 24 horas, y los sistemas de despacho deben trabajar con la tarifa más económica y a medida que sube la demanda pasar progresivamente a la más cara. Esto significa que en las horas pico el costo promedio del suministro es mayor que en las bajas. El efecto es magnificado por la existencia de fuentes de energía con un valor mínimo, como pueden ser las plantas hidroeléctricas del Estado, que deberían estar en funcionamiento a su mayor capacidad de producción.

Es necesario entonces incentivar el consumo en las horas de bajo consumo (madrugada) y reducirlo durante el período pico (al anochecer). Esto se puede hacer con una tarifa diferenciada que se aplicaría a los altos consumidores (que igual tienen ya tarifas especiales) utilizando contadores horarios de medición. El costo y dificultad logística de instalar este sistema de medición hacen que solo sea factible para los abonados de mayor consumo, que representan una parte sustancial de la demanda.

Estos consumidores tendrían por tanto un incentivo para cambiar sus horarios de actividades según el costo de energía. En otros países se ha visto cómo la actividad de tipo industrial se adapta a estas condiciones. Un beneficio adicional es que al disminuir la presión en la demanda pico, la capacidad instalada se puede volver más eficiente, ya que la energía más cara e ineficiente se vuelve redundante. Gradualmente se va calibrando el horario de tarifas para lograr los patrones de consumo más eficientes.

Es importante reformar el manejo energético y la transparencia en el manejo de sus operaciones. Adicionalmente, es útil estudiar formas de mejorar nuestra eficiencia energética utilizando la tecnología y las experiencias ya adquiridas en el mundo.